Buscar

La independencia de Cataluña, en el limbo

El presidente de la Generalitat asume la declaración de independencia pero la suspende para abrir el diálogo y “desescalar” la tensión. Es decir, Carles Puigdemont asume los resultados del referéndum 1-O –suspendido por el Constitucional– pero opta por dar marcha atrás a la declaración independentista.

La independencia de Cataluña, en el limbo
Carles Puigdemont en el Parlamento de Cataluña. / Mundiario
Carles Puigdemont en el Parlamento de Cataluña. / Mundiario

Firma

Mario Gontade

Mario Gontade

Analista de la actualidad. Escribe en MUNDIARIO.

La independencia de Cataluña se encuentra en una especie de limbo que dificulta su aplicación –suspendida– y, a la vez, la reacción del Estado.

En síntesis, el presidente de la Generalitat asume la declaración de independencia pero la suspende para abrir el diálogo y “desescalar” la tensión. Es decir, Carles Puigdemont asume los resultados del referéndum 1-O –suspendido por el Constitucional– pero opta por dar marcha atrás a la declaración independentista. 

Posteriormente, JxSí y la CUP firmaron la declaración de independencia de Cataluña si bien la CUP, descontenta con la decisión un tanto ambigua de Puigdemont, amenazó con abandonar el Parlamento de Cataluña y dio un mes a Puigdemont para negociar.

“Hoy tocaba proclamar solemnemente la república catalana”, dijo la CUP, que ya avisa a Puigdemont: “Hoy tocaba proclamar solemnemente la república catalana”.

El Gobierno ve inadmisible hacer una DUI “implícita” y luego suspenderla, pero no reaccionará con medidas concretas hasta el Consejo de Ministros de este miércoles, que algunos medios presentan como el primer paso para aplicar el artículo 155 de la Constitución. Para hablar de todo ello el líder del PSOE, Pedro Sánchez, se entrevistó con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en la Moncloa.

La tensión fue tal que la policía reforzó fronteras, estaciones y aeropuertos. Y una vez conocido el discurso de Puigdemont, Planeta decidió trasladar su sede a Madrid.

Desde la Oposición, Inés Arrimadas (Ciudadanos) cargó contra la "crónica de un golpe anunciado", y Miquel Iceta (PSOE) dijo que "no se puede suspender una declaración que no se ha hecho". Pablo Iglesias (Podemos) pide a Mariano Rajoy que dialogue con Carles Puigdemont, que agradece a Puigdemont “haber actuado con sensatez”. El PSOE se alinea con el Gobierno y ve decepcionante y deshonesta la declaración de Puigdemont. Albert Rivera (Ciudadanos) insiste en pedir a Rajoy que convoque elecciones en Cataluña.

Bruselas rechaza mediar en la crisis y la comunidad internacional no reconocerá la independencia. El Ejecutivo debe recurrir al Congreso o al Senado para las medidas más duras. Tanto el artículo 155 como los decretos de estado de sitio y de excepción requieren de la aprobación de las Cámaras.

Para El País, los efectos retardados de la secesión no ocultan su golpe a la democracia.

 

> Texto íntegro de la declaración de independencia de Cataluña.