Buscar

Sin hoja de ruta ni plazos: los independentistas se niegan a dar por muerto el ‘procés’

Tras cinco años de 'procés', los partidos independentistas quieren prolongar esa dinámica tras las elecciones del 21-D. En sus programas electorales, ERC y JuntsxCat ofrecen algo que se podría entender como un procés pero dentro de la ley.

Sin hoja de ruta ni plazos: los independentistas se niegan a dar por muerto el ‘procés’
Secretaria general de ERC, Marta Rovira./ @Esquerra_ERC
Secretaria general de ERC, Marta Rovira./ @Esquerra_ERC

Firma

Tatiana Ferrin

Tatiana Ferrin

Periodista hispano-venezolana con 10 años de experiencia en medios digitales. Ha trabajado para diarios de Venezuela y Miami (Florida, EE UU).

Tras cinco años de 'procés', los partidos independentistas quieren prolongar esa dinámica tras las elecciones del 21-D. Sin embargo, como resalta El País, a diferencia de los comicios de 2015, ni Junts per Catalunya (JuntsxCat) ni ERC concretan cómo lo harán. Ambas formaciones, que en estas elecciones pugnan por convertirse en la fuerza hegemónica del soberanismo, coinciden en sus planes de “construir una república catalana”, aunque sin fijar plazos ni hacer referencia a la vía unilateral, una ambigüedad que ha sido criticada por la CUP.

En la campaña del 27-S, la coalición de Junts pel Sí, formada por la antigua Convergència y Esquerra, se fijó un periodo máximo de 18 meses para celebrar unas elecciones constituyentes de un nuevo Estado catalán tras una declaración solemne del Parlament. Los acuerdos alcanzados con la CUP implicaron modificar esa hoja de ruta, que incorporó la celebración del referéndum soberanista del 1 de octubre. La gestión de la declaración de la república el pasado octubre acabó por romper la unidad que había exhibido el independentismo.

La constatación de que la independencia es inviable por la vía unilateral y que no será reconocida por ningún país ha hecho cambiar la estrategia de ERC y JuntsxCat. Aunque ambos partidos se fijan como prioridad el fin de la aplicación del artículo 155 y la necesidad de seguir “construyendo” la “República catalana”, no poseen hoja de ruta ni plazos.

Como resalta El País, en sus programas electorales las dos formaciones ofrecen algo que se podría entender como un 'procés' pero dentro de la ley. Esquerra habla de “impulsar un gran diálogo de país” que amplíe la base independentista para “hacer realidad la república catalana”. Los republicanos aseguran que trabajaran para “hacer efectivo el reconocimiento del derecho a la autodeterminación” del 1 de octubre. No obstante, aceptan que ese ejercicio solo se puede conseguir mediante una “negociación bilateral”.

Por su parte, en el programa de Juntsxcat se propone también “construir la república catalana” y se reafirma en el “derecho a la autodeterminación”. Sin embargo, no fija ningún calendario ni ningún plan para ello, más allá de “abrir un diálogo con el Estado español” después de conseguir la “restitución” de Carles Puigdemont en la presidencia de la Generalitat, y lograr la “revocación” de las “causas” de los consejeros cesados y los líderes de las entidades soberanistas.

Para el economista y exconsejero Andreu Mas-Colell, los partidos independentistas deben ser explícitos en sus programas electorales sobre si piensan volver a imponerse plazos o actuaciones unilaterales, puesto que existe el riesgo que los votantes nacionalistas más moderados decidan quedarse en casa el 21-D. Y menos cuando ERC y JuntsxCat pueden volver a quedar atrapados por la CUP.

El independentismo ha fracasado en su intento de pactar e incluir puntos comunes en sus programas electorales. Aunque la CUP, ERC y Junts pel Sí abogan por la libertad de los exconsejeros y los líderes independentistas que están en prisión preventiva, y por poner fin a la aplicación del artículo 155 de la Constitución, no logran llegar a un acuerdo sobre el punto del futuro nacional de Cataluña. Los anticapitalistas no renuncian a la vía unilateral, pues ésta "no es la maniobra de cuatro locos, sino la consecuencia de que el Estado se haya negado en redondo a negociar con el Govern y el Parlament". Por su parte, ERC cree que “hay que hacer república” y la prioridad para JuntsxCat es “restituir” la figura de Puigdemont. @mundiario