Buscar

¿Qué hacían reunidos Oriol Soler y Julian Assange en Londres?

Soler es uno de los ideólogos y promotores más relevantes del movimiento secesionista en Cataluña. Assange, por su parte, se ha involucrado intensamente en la crisis secesionista.

¿Qué hacían reunidos Oriol Soler y Julian Assange en Londres?
Julian Assange, fundador de WikiLeaks./ Cancillería del Ecuador
Julian Assange, fundador de WikiLeaks./ Cancillería del Ecuador

Firma

Tatiana Ferrin

Tatiana Ferrin

Periodista hispano-venezolana con 10 años de experiencia en medios digitales. Ha trabajado para diarios de Venezuela y Miami (Florida, EE UU).

El empresario y editor Oriol Soler, uno de los ideólogos y promotores más relevantes del movimiento secesionista en Cataluña, se reunió el pasado 9 de noviembre durante cuatro horas con Julian Assange, el activista perseguido por la justicia estadounidense responsable de la web de filtraciones WikiLeaks. El encuentro, llevado a cabo en la embajada de Ecuador en Londres donde Assange permanece asilado, fue confirmado por el propio Soler al diario El País.

El empresario negó que su encuentro con el ciberactivista tuviera como objetivo preparar la campaña de comunicación de cara a las elecciones autonómicas del 21-D. Como recuerda el diario, Assange irrumpió en la crisis independentista de Cataluña a finales del pasado agosto, cuando empezó a publicar en la red social Twitter mensajes contra El Periódico y contra su director, Enric Hernández.

El País revela que al encuentro del pasado 9 de noviembre también acudió Andreu Grinyó, director de marketing del supermercado online Ulabox y experto en campañas de comunicación en red y afín al independentismo. Según la información, el encuentro con Assange duró aproximadamente cuatro horas, y ocurrió entre las cinco de la tarde y las nueve de la noche, horario español.

“Los catalanes hemos sufrido también espionaje electrónico y físico, censura, irregularidades judiciales, arrestos, intentos de extradición, prisión, exilio, bloqueo financiero, noticias falsas, contrapropaganda, como Julian Assange, y estuvimos compartiendo nuestra visión del momento”, aseguró Soler a El País, diario que recuerda que el empresario está al frente de la cooperativa cultural SOM, editora de revistas como Sàpiens y propietaria de la productora audiovisual Batabat, responsable del video Help Catalonia. Save Europe.

 

 

No sólo eso. Además, lideró la campaña de comunicación del primer intento fallido de referéndum, el 9 de noviembre de 2014, y también se puso al frente de la promoción de la consulta soberanista del pasado 1 de octubre.

Con respecto al fundador de WikiLeaks, éste habría colgado alrededor de 40.000 tuits apoyando la independencia catalana, según datos del último boletín de CIBERelcano, realizado por el think tank Real Instituto Elcano y citado por ABC. De acuerdo a los datos aportados por Adolfo Hernández, subdirector de THIBER, que firma el informe, la participación de Assange en las redes sociales sobre el tema catalán ha sido, y sigue siendo, extraordinaria.

"En relación con los potenciales bots sociales u otros desarrollos similares coordinados y específicos, se ha podido comprobar que las cuentas de Twitter de Assange y (Edward) Snowden representaron alrededor de un tercio del tráfico de Twitter bajo el hashstag #Catalonia", esto es, de los más de 150.279 tuits y retuits generados, "alrededor de 40.000 de esas interacciones vinieron de la cuenta de Twitter de Assange; y 8.198, de la de Snowden". Asimismo, afirma que un estudio de 5.000 seguidores de Assange, "reveló que cerca del 59 % son perfiles falsos", y que están programados para "reproducir automáticamente mensajes específicos".

Dentro de esta campaña para intentar influir a favor del proceso independentista, también habrían estado involucrados otros actores: "Cuentas de Twitter favorables al Kremlin han aumentado en un 2.000% sus menciones a la crisis catalana". Entre estos agentes, estarían publicaciones con lazos directos con el Gobierno de Vladímir Putin, como RT y Sputnik.

Cabe resalta que el viernes pasado se reveló que la trama rusa tenía un cómplice en la intervención sobre la crisis catalana: Venezuela. El Gobierno de Mariano Rajoy constató la intervención de hackers rusos y venezolanos en la crisis institucional de la comunidad autónoma, y ahora el asunto, que ha sido considerado de máxima gravedad, será tratado en el Consejo de asuntos exteriores de la Unión Europea.

Una investigación de la Universidad George Washington, en EE UU, reseñada por El País, revela que dos medios del Kremlin, RT y Sputnik, se valieron de un gran número de cuentas en redes sociales en el entorno del chavismo y Venezuela para propagar una imagen negativa de España en las jornadas anteriores y posteriores al referéndum soberanista del 1 de octubre. @mundiario