Buscar

El Gobierno de PPK se quiebra tras la renuncia del ministro de Defensa

Mariano González faltó al Codigo de Ética por tener a su pareja como una de sus asesoras en su despacho. Es el segundo escándalo de la administración Kuczynski.

El Gobierno de PPK se quiebra tras la renuncia del ministro de Defensa
Mariano González. / Facebook.
Mariano González. / Facebook.

Firma

Héctor Antonio Morales

Héctor Antonio Morales

Formado en la Universidad Rafael Landívar de Guatemala, es un comunicador social que colabora en MUNDIARIO, donde también coordina el área de Política.

Una violación al Código de Ética ha abierto la primera gran zanja en el Gobierno de Pedro Pablo Kuczynski luego de que el ministro de Defensa renunciara a su puesto por tener a su pareja como una de sus asesoras personales. Mariano González dejó su puesto luego de que unas imágenes transmitidas por televisión dejaran en evidencia que una de sus abogadas, de nombre Lisette Ortega, es más que una empleada del despacho. "Lo único que hay es un hecho de amor. Me he enamorado y eso no es delito", aseguró el romántico empedernido.

Ortega fue contratada el 17 de octubre como asesora del viceministro de Políticas de Defensa y en tan sólo cuatro días fue ascendida asesora del despacho del titular de la cartera, con un sueldo obviamente mayor, según confesó González. La televisión mostró cómo ambos disfrutaban de una sesión de besos y abrazos, la cual de acuerdo al exfuncionario se celebró el 17 de noviembre, día en que empezó el tórrido romance. "Puedo garantizar con el corazón en la mano, independientemente de que esto sea un hecho de mi vida privada, que lo único que hay es un hecho de amor. Me he enamorado y yo creo que eso no es un delito", insistió. "El único delito que he cometido es haberme enamorado de una hermosa mujer. Hemos actuado correctamente: el día 19, dos días después de iniciar la relación, le informé sobre esto al premier (primer ministro) y le adelanté que antes de fin de mes el vínculo del Ministerio con la doctora Ortega estaría concluido. Nunca quisimos ocultar nada", añadió.

El ministro continuó relatado orgulloso que, como dice la canción de los Beattles, todo lo que se necesita es amor. "Lo que ha ocurrido después es que nos hemos ido conociendo mejor, y, no me da vergüenza decirlo, nos hemos enamorado y hemos iniciado una relación", aseguró.

Esta romántica pareja se volvió una sensación en las redes sociales con el hashtag #ministroenamorado y por los mismos medios circularon el Código de Ética y la Ley de Nepotismo, lo cual obligó al funcionario a llamar a una radio para anunciar que había dado un paso al costado. "No quiero exponer un minuto más a la mujer que amo", manifestó este Ted Mosby de la vida real.

De acuerdo al artículo 8 del dichoso código, los funcionarios tienen prohibido "mantener intereses de conflicto" en un contexto en que los intereses personales pudieran interferir con el cumplimiento de los deberes. Aparte, los funcionarios deben ejercer sus deberes con neutralidad, la cual los obliga a "actuar con absoluta imparcialidad política, económica o de cualquier otra índole en el desempeño de sus funciones demostrando independencia a sus vinculaciones con personas". González era uno de los dos miembros del gabinete de Pedro Pablo Kuczynski que eran parte del partido oficial (Peruanos Por el Kambio, PPK). "Aquí no puede haber relaciones amparadas por el Estado: yo creo en el amor también, pero no a costa del Estado", aseguró Kuczynski, otro que parece ser un amante entregado, pero cuando menos lejos del deber.@hmorales_gt