Buscar

Garzón se ofrece para formar una nueva mayoría alternativa con el PSOE

El líder de Izquierda Unida asegura que no ve ningún problema en que Ciudadanos apoye esta iniciativa, algo que habrá molestado a la cúpula de Podemos.

Garzón se ofrece para formar una nueva mayoría alternativa con el PSOE
Alberto Garzón, líder de IU. / Twitter
Alberto Garzón, líder de IU. / Twitter

Firma

Héctor Antonio Morales

Héctor Antonio Morales

Formado en la Universidad Rafael Landívar de Guatemala, es un comunicador social que colabora en MUNDIARIO, donde también coordina el área de Economía. Twitter: @mundiario

Izquierda Unida ha sido el primer partido en responder a los coqueteos que envió Pedro Sánchez durante su discurso en el XXIX Congreso Federal del PSOE. Sánchez propuso "un espacio de coordinación parlamentaria" en el que pudiera encontrar aliados para formar una mayoría alternativa que "cierre la etapa negra de gobierno del PP". Así, Alberto Garzón, máximo líder de la federación izquierdista, ha dicho que "habrá gente de IU al otro lado de la mesa de negociación para formar un Gobierno alternativo, echar al PP y empezar a reconstruir nuestro país".

No obstante, Garzón dejó también claros sus recelos sobre las intenciones del secretario general del PSOE. "Conocemos bien al PSOE y somos conscientes de la necesidad de diferenciar entre las palabras y los hechos", dijo. "El PSOE se ha caracterizado por utilizar unas palabras que suenan bien, pero sus hechos no han sido consecuentes. Somos escépticos", añadió.

Luego, dejó claro que la posición de Izquierda Unida es firme y "bien conocida" y difiere tanto de Unidos Podemos como de Ciudadanos. Garzón recordó el ejemplo del Gobierno de Portugal, liderado por Antonio Costa, un socialista que convencido que gobierna en solitario pero cuenta con un apoyo pragmático con la izquierda más rádical en el Legislativo, incluido el mismo Partido Comunista Portugués.

Eso ha llevado al luso a ser una referencia para otros movimientos de izquierda en Europa, especialmente la de España. Portugal ha implementado nuevas políticas sociales sin desviarse de la senda a la que manda la Unión Europea respecto al gasto público, por lo que son ya un ejemplo de cómo salir de la crisis poco a poco.

"Nosotros no hemos puesto nunca vetos", dijo en una clara alusión a Unidos Podemos y Ciudadanos, a quienes Sánchez advirtió que, si no superaban sus diferencias y trabajaban juntos, no los incluiría en sus futuros proyectos. "La cuestión importante es que en ese hipotético gobierno haya aspectos programáticos de izquierdas y coherentes".

Por último, el jefe de izquierdas bendijo la participación de C's en un Gobierno alternativo, aunque explicó que eso en la realidad es casi imposible. "No vemos ningún inconveniente en que Ciudadanos apoye un Gobierno alternativo. Lo que nos parece improbable es que un Gobierno alternativo al del PP pueda ser apoyado por Ciudadanos, salvo que no sea de izquierdas. Ciudadanos es el sostén del PP en los lugares donde más podrido está por la corrupción. Es el sostén de los recortes y de las políticas contra la clase trabajadora. Somos realistas: Ciudadanos es de derechas y no nos parece que vaya a aprobar un programa de trabajo garantizado, por ejemplo".

Las palabras de Garzón habrán molestado un tanto en la cúpula de Podemos. El partido morado está muy ilusionado con el PSOE que viene, pues durante su campaña Sánchez prometió que haría que el partido diera un brusco giro a la izquierda. No obstante, los de Pablo Iglesias no quieren hacerse ilusiones antes de tiempo y preparan un sistema de monitoreo a Ferraz y su nuevo jefe a fin de evaluar el cumplimiento de sus promesas. Ello a fin de determinar si insisten en el proyecto de una nueva moción de censura, la cual podría ser presentada antes de Navidad.

 

 

> MUNDIARIO te ofrece suscribirte a otros análisis de Política.