Buscar

El futuro gabinete de Trump se presentará ante la Cámara de Representantes

El equipo del presidente electo se someterá al escrutinio del Congreso, receloso del nuevo mandatario y sus ministros con todo y que tiene una incontestable mayoría republicana.

El futuro gabinete de Trump se presentará ante la Cámara de Representantes
Edificio del Capitolio en Washington, D.C.
Edificio del Capitolio en Washington, D.C.

Firma

Héctor Antonio Morales

Héctor Antonio Morales

Formado en la Universidad Rafael Landívar de Guatemala, es un comunicador social que colabora en MUNDIARIO, donde también coordina el área de Política.

Estados Unidos vive la transición de poderes más estrepitosa de las últimas décadas y para este martes la misma vivirá uno de sus momentos más importantes cuando los nominados para despachos importantes por el presidente electo Donald Trump se presenten ante el Congreso. En las últimas semanas el empresario se ha envuelto en un fuego cruzado con el actual presidente Barack Obama y se ha burlado de las agencias de espionaje de su propio país. Los intereses del nuevo presidente, y el uso de Twitter como plataforma diplomática, han desencadenado una transición conflictiva para la primera potencia del mundo.

A dos meses de haber sido elegido como presidente en las elecciones de su país, el rubicundo personaje ya mueve hilos en las relaciones internacionales de Washington. Y todavía le falta asumir su nuevo trabajo.

Por medio de la red de los 140 caracteres, el neoyorquino ha agitado las Bolsas, ha obligado a grandes compañías a retirar inversiones, ha cuestionado varios de los estatutos diplomáticos de Estados Unidos como su relación con China o la doctrina sobre las armas nucleares, y ha mermado la acción de Obama en su relación Israel. Todo a exactamente 10 días de su ascenso. De igual forma sus muestras de cariño con Vladimir Putin, que empezaron desde mediados del año pasado, le han llevado a ponerse de su lado y el de Julian Assange para llevar la contraria a la CIA y otras grandes oficinas de espionaje que apuntan a Moscú como promotor de una campaña que favoreció al republicano en los comicios del 8 de noviembre.

Impertiente pero inagotable, Trump ha repetido hasta el cansancio que no pretende retractarse de su discurso xenófobo, racista y demagógico con el que fundamentó su triunfo el 8 de noviembre, con todo y que muchos esperaban que, una vez cumplido su objetivo, entrara en razón y abriera los ojos a lo que va a causar su proceder en el mundo.

Trump y su equipo abren la semana en la que serán estudiados y escuchados en el Senado para los nominados a la Administración y en la que el nuevo jefe de Estado dará su primera rueda de prensa en medio año. Se alejará de Twitter por primera vez para presentarse ante los medios y el público de la forma tradicional.

El séquito de aspirantes lo conforman ideólogos conservadores, generales y multimillonarios sin ningún tipo de experiencia en asuntos gubernamentales. Con todo, deberán responder a preguntas incómodas de los senadores sobre su trayectoria y opiniones. Los demócratas, con bancada minorista en el Senado, algo que los pone en serios aprietos para impedir la titulación de quienes no les persuadan, aprovecharán esta audiencia para profundizar y hacer más obvias sus dudas sobre el proyecto de Trump. Entre los que se presentará en la Cámara están Jeff Sessions, senador de Alabama que estará a cargo del Ministerio de Justicia; Rex Tillerson, presidente de la petrolera ExxonMobil, en su calidad de posible secretario de Estado; John Kelly, general de los marines que estará al frente del Departamento de Seguridad Interior; y Mike Pompeo, congresistas por Kansas que fue nombrado como jefe de la CIA.

Nombramientos dudosos

Será Sessions quien abra la sesión de este martes. Se trata de un hombre blanco que creció en el Sur durante la época de la segregación, por lo que ser espera que se le recuerde cómo en el pasado se burló de la raza negra y bromeó abiertamente sobre el Ku Klux Klan, e incluso su denuncia por fraude elctoral cuando era fiscal federal de Alabama en los ochenta, contra unos activistas que buscaban garantizar el derecho de voto de los afroamericanos en el sur del país.

Tillerson deberá explicar detalladamente cuáles son sus tratados de amistad con Putin, un nombre que gusta mucho en la Torre Trump pero que en Washington levanta suspicacias. Como cabeza del estado sui generis de ExxonMobil, Tillerson reforzó la presencia de la petrolera en Rusia y alzó la voz contra las sanciones de Obama. Hace cuatro años el presidente ruso le otorgó la Orden de la Amistad.

En cuanto a Kelly, se espera que le pregunten por los planes de su jefe para construir un muro en la frontera con México, y a Pompeo por las burlas y contraataques de su valedor a la oficina que presidiría a partir del 20 de enero.

El partido oficial intentó aplazar las audiencias bajo el argumento de que la Oficina de Ética del Gobierno no ha terminado los informes sobre los conflictos éticos de los candidatos. Walter Schaub, director de susodicha oficina, avisó que el calendario de las audiencias es motivo de "gran preocupación". La prisa con la que se ha confirmado a algunos de los nuevos funcionarios "ha dejado a algunos nominados con problemas éticos potencialmente desconocidos o sin resolver antes de sus audiencias". La fecha inicial para este ejercicio era el 15 de diciembre, pero Trump forzó su aplazamiento. @hmorales_gt

 

ADVERTISEMENT