Buscar

La Fiscalía exige cuatro años de prisión para Narcís Serra y Adolf Todó

El expresidente y exdirector general de CatalunyaCaixa son acusados de administración desleal por haber aumentado el sueldo a varios directivos de la entidad en 2010.

La Fiscalía exige cuatro años de prisión para Narcís Serra y Adolf Todó
Narcís Serra. / Twitter
Narcís Serra. / Twitter

Firma

Héctor Antonio Morales

Héctor Antonio Morales

Formado en la Universidad Rafael Landívar de Guatemala, es un comunicador social que colabora en MUNDIARIO, donde también coordina el área de Política. Twitter: @mundiario

La Fiscalía ha solicitado hasta cuatro años de prisión para Narcís Serra, exministro socialista y exvicepresidente de Gobierno, así como para Adolf Todó, exdirector general de CatalunyaCaixa, de la que Serra fue también presidente. Los delitos citados por los fiscales son los de administración desleal por el aumento a los salarios de varios directivos de la institución.

De acuerdo a Fernando Maldonado, fiscal del caso, los 41 directivos de la caja acusados aprobaron el aumento a sus pagos pese a estar más que conscientes de la situación de crisis de la entidad. "Con evidente abuso del cargo utilizaron los fondos de una entidad con connotaciones y trascendencia pública en beneficio propio y con claro perjuicio para la entidad", relató el fiscal.

Los pactos por los que el consejo de administración de la caja facilitó el alza a los salarios se alcanzaron entre el 19 de enero y 13 de octubre de 2010, justo cuando la organización debía solicitar su primer rescate público de 1.250 millones de euros y un ERE en el que se dio de baja a 1.300 trabajadores.

Con el primer trato se subió el salario y fijo variable anual de Todó de un 35% a un 50% y de Jaume Massana, a la sazón consejero delegado, del 35 al 45%. Posteriormente, puntualmente nueve meses después, se dio el visto bueno para el aumento salarial para 2011, y el sueldo de Todó ascendió de los 800.481 a los 812.501 euros, mientras el de Massana pasó de 598.428 a 610.201 euros. Maldonado eleva el perjuicio económico de Todó a los 1.45 millones de euros y de Massana a 1.16 millones, cita El Diario.

De los 41 acusados, a los 17 que tomaron parte en los dos acuerdos del consejo de administración de CatalunyaCaixa  se les atribuyen dos delitos, en tanto que los restantes 24 responderán sólo por uno en conjunto. "En la entidad investigada han existido retribuciones e indemnizaciones desproporcionadas y ajenas a su real situación de insolvencia", prosigue El Diario citando al Ministerio Público.

Ls CUP, personada como acusación popular, pidió la misma pena para Serra, sigue el mismo medio. Aparte del expediente por sobresueldos, al que solo le queda que el tribunal determine la fecha para el juicio, el exministro tiene otro frente abierto en la Audiencia Nacional, institución que investiga las operaciones inmobiliarias ruinosas de la caja.