Buscar

La expectativa ante el discurso del presidente Trump sobre el Islam

El momento más llamativo de la visita de Trump al reino de Arabia Saudita será su discurso sobre el Islam, dada su retórica de campaña crítica y frontal.

La expectativa ante el discurso del presidente Trump sobre el Islam
Donald Trump durante una entrevista con la cadena CNN. / RRSS
Donald Trump durante una entrevista con la cadena CNN. / RRSS

Firma

Armando Diéguez

Armando Diéguez

Periodista guatemalteco formado en Ciencia Política y Literatura. Escribe en MUNDIARIO. Twitter: @mundiario

Cuando la vida te aprieta demasiado, buscas las salidas, y un viaje siempre es una de las mejores. El presidente Trump se va de viaje, el primero como mandatario de los Estados Unidos. Pero será la visita a Arabia Saudita, y su consiguiente discurso sobre el Islam sin lugar a dudas lo más llamativo de la visita, dada su retórica de campaña crítica, y el intento de imponer una prohibición de entrada temporal a los residentes de varias naciones musulmanas poco después de asumir el cargo.

"Desarrollará un mensaje fuerte y respetuoso de que los Estados Unidos y todo el mundo civilizado esperan que nuestros aliados musulmanes tomen una posición firme contra la ideología islámica radical, una ideología que usa una interpretación pervertida de la religión para justificar los crímenes contra toda la humanidad", dijo el Asesor de Seguridad Nacional HR McMaster. "Él llamará a los líderes musulmanes para promover una visión pacífica del Islam", dijo.

El discurso es una oportunidad de alto riesgo y alta recompensa, pero es difícil acertar, dijo Jonathan Finer, quien sirvió como director de planificación de políticas para el ex secretario de Estado John Kerry. "Este es un presidente que se ha rodeado de asesores que han dejado de aplicar las visiones más matizadas del Islam", dijo Finer. "La idea de que el Presidente de los Estados Unidos va a ir a uno de los mayores centros culturales y religiosos de la región, e intentar explicar el papel apropiado del Islam en el mundo en Arabia Saudita, creo que realmente corre el riesgo de establecer de incomodar a más de uno. 

De Arabia Saudita, Trump se trasladará inmediatamente a Israel, donde tendrá reuniones con el primer ministro Benjamin Netanyahu y se encontrará con el líder palestino Mahmud Abbas en Cisjordania. Trump también ha decidido no anunciar durante su viaje que trasladará la embajada estadounidense de Tel Aviv a Jerusalén, como prometió hacer durante la campaña.

Funcionarios estadounidenses advirtieron que actuar ahora podría poner fin a las esperanzas del presidente de reactivar el proceso de paz en el Oriente Próximo. A pesar de la retórica sorprendentemente esperanzadora tanto de Israel como de los palestinos, las condiciones políticas no sugieren que ninguna de las dos partes haga las dolorosas concesiones necesarias para forjar la paz.

Luego Trump aterrizará en Europa, y será recibido con cierta sospecha, dada su retórica crítica sobre la OTAN, y la antipatía hacia la Unión Europea mostrada por algunos de sus asesores políticos. Hará un viaje a Roma para una audiencia con el Papa Francisco, y asistirá puntual a la cumbre de la OTAN en Bruselas, además de la cumbre del G-7 en Sicilia.

 

MUNDIARIO te ofrece suscribirte a otros análisis de Política