Buscar

El Departamento de Justicia plantea la posibilidad de nombrar un fiscal para investigar a Clinton

El fiscal general, Jeff Sessions, está planteando la posibilidad de nombrar un nuevo fiscal especial para investigar las posibles irregularidades cometidas por la Fundación Clinton.

El Departamento de Justicia plantea la posibilidad de nombrar un fiscal para investigar a Clinton
Donald Trump y Jeff Sessions. / gov.us
Donald Trump y Jeff Sessions. / gov.us

Firma

Armando Diéguez

Armando Diéguez

Periodista guatemalteco formado en Ciencia Política y Literatura. Escribe en MUNDIARIO. Twitter: @mundiario

Jeff Sessions ha pedido a los principales fiscales del Departamento de Justicia que examinen una variedad de acusaciones relacionadas con Hillary Clinton que han dominado los medios conservadores en los últimos meses, incluyendo sugerencias de que un panel del gobierno estadounidense aprobó la venta de una gran empresa de uranio a intereses rusos a cambio de donaciones a la fundación de Bill y Hillary Clinton.

La posibilidad de abrir la investigación habría sido postulada en una carta que el Departamento de Justicia envió el lunes a los republicanos de la Cámara. La carta de hacía referencia específica a los reclamos de los legisladores sobre los "tratos ilegales relacionados con la Fundación Clinton", así como a asuntos relacionados con la venta de la empresa minera Uranium One en el año 2013.

 

¿Cuáles son las implicaciones de la posible medida?

El movimiento de Sessions podría apaciguar no solo las preocupaciones de los legisladores republicanos, sino también las del presidente Donald Trump, quien repetidamente ha llevado a Twitter sus reclamos urgentes para que el Departamento de Justicia profundice en la presunta ilegalidad. Sin embargo la carta no llega a confirmar ninguna investigación real o prometedora sobre ningún tema relacionado con la excandidata o su esposo.

El Departamento de Justicia parece también ansioso por evitarse reclamos por sus acciones en respuesta a la presión política. Demócratas prominentes ya han acusado a Sessions y al vicefiscal general Rod Rosenstein de ceder a la presión de la Casa Blanca en varios frentes, incluso al ofrecer justificaciones por el despido del director del FBI, James Comey. Entonces todo parece indicar que esto podría no trascender más, a menos que Trump se empeñe en que así sea. @mundiario