Buscar

El Departamento de Estado presionó para desclasificar un correo de Hillary Clinton

Un funcionario del Departamento de Estado ejerció presión sobre el FBI para desclasificar uno de los correos de la candidata demócrata, Hillary Clinton. 

El Departamento de Estado presionó para desclasificar un correo de Hillary Clinton
Hillary Clinton. / RR SS
Hillary Clinton. / RR SS

Firma

Armando Diéguez

Armando Diéguez

Periodista guatemalteco formado en Ciencia Política y Literatura. Escribe en MUNDIARIO.

Hillary Clinton sigue dando de que hablar a causa de sus comunicaciones por correo electrónico. Esta vez no se trata de una filtración referente a la campaña, sino de mensajes enviados cuando fungía como Secretaria de Estado para el Gobierno de Barack Obama. 

Un alto funcionario del Departamento de Estado intentó que el FBI no clasificara los contenidos de un correo electrónico del servidor privado de Hillary Clinton. Según lo han revelado documentos difundidos este lunes, el Subsecretario de Estado, Patrick Kennedy, procuró por todos los medios y de manera personal, convencer a los agentes del FBI que la comunicación debía ser desclasificada. Un entrevistado dijo sentirse "presionado" por otro funcionario del FBI a petición del propio Subsecretario Kennedy.

El Departamento de Estado ha afirmado que el correo había sido publicado, pero con numerosos cambios, hace un tiempo, alrededor de mayo de 2015, como parte del cumplimiento a la Ley de Libertad de Información. El correo en cuestión, con fecha del 18 de noviembre de 2012, versa sobre los arrestos relacionado a ataques en contra de instalaciones militares estadounidenses en Benghazi, Libia, y se considera mal manejado en cuanto su privacidad, por la entonces Secretaria de Estado. 

Los documentos que fueron revelados este lunes contienen una serie de notas de entrevistas relacionadas a la investigación del FBI sobre el manejo de esa información por parte de Clinton. Tanto el Departamento de Estado, como el FBI, han negado sin embargo que se haya pactado un "quid pro quo" entre ambas dependencias. "El FBI determinó que uno de esos mails estaba clasificado como secreto", ha dicho el Buró en referencia a la comunicación. 

Paul Ryan y el Comité Nacional Republicano no han dejado pasar la oportunidad de censurar a la candidata demócrata. “Estos documentos demuestran además la total indiferencia de la secretaria Clinton en el manejo de información clasificada. Los descarados intentos del gobierno de Obama para proteger a Hillary Clinton de rendir cuentas sobre su conducta imprudente únicamente inflamará la desconfianza de los estadounidenses en su propio gobierno”,  ha dicho el Presidente de la Cámara de Representantes en un comunicado.