Buscar

Cospedal promete abrir una investigación para aclarar el caso del Yak-42

La jefa del Ministerio de Defensa ha dado su palabra de asumir el informe del Consejo de Estado a una asociación que reúne a los familiares de las víctimas.

Cospedal promete abrir una investigación para aclarar el caso del Yak-42
María Dolores de Cospedal, ministra de Defensa. / Twitter
María Dolores de Cospedal, ministra de Defensa. / Twitter

Firma

Héctor Antonio Morales

Héctor Antonio Morales

Formado en la Universidad Rafael Landívar de Guatemala, es un comunicador social que colabora en MUNDIARIO, donde también coordina el área de Política.

María Dolores de Cospedal se ha comprometido con las familias de las víctimas mortaltes del accidente del Yak-42. La funcionaria se ha reunido con Francisco Cardona, portavoz de los parientes de los fallecidos y vicepresidente de la asociación que las aglomera a todas, quien informó que, tras hora y media de reunión con la ministra, ésta se comprometió a asumir el informe del Consejo de Estado (el cual reconoce la responsabilidad patrimonial de la oficina, en aquel entonces con Federico Trillo al mando) y a abrir una nueva investigación al respecto.

"La palabra perdón no se ha sustanciado, está claro que hay una voluntad de esclarecer los hechos en los cuales se produjo una muerte violenta de militares fuera de España", dijo Cardona, padre de un sargento muerto en el suceso.

La oficina de Cospedal confirmó que seguirá el informe del Consejo de Estado "pese a carácter no vinculante" y que la miniestra sostiene "su máxima disposición a colaborar en las peticiones de los familiares". Esa expresión está escrita literalmente en la nota de prensa que ha difundido el ministerio y que, aseguran, respalda la solicitud de investigar aspectos como el pago del seguro o encontrar la documentación de los vuelos.

"Nos ha dicho que va a trabajar para intentar averiguarlo y resolverlo por tierra, mar y aire y que va a preguntar a todo el que tuvo que ver con ellos", han resumido. Esto no significa que la investigación vaya a ser fructífera y arroje luz, pero la actitud de la Asociación de Víctimas es la de esperar para comprobarlo. "Vamos a confiar en que no sufriremos un nuevo desengaño", anunció Cardona.

A Cardona se le unió Miguel Sencianes, presidente de la asociación y hermano de una de las víctimas, al agradecer el trato que recibieron de la funcionaria. "Nos ha escuchado con cariño y con paciencia, sin prisas, hemos podido contarle todo desde el principio", aseguró Sencianes.

La intención de la asociación es que la Justicia abra expediente a otros 43 vuelos que, como el del Yak-42, se subcontrataron por parte de la agencia de la OTAN y de los que Defensa también recibió quejas por su pésimo estado. Ripollés, otro integrante de la organización, insiste en que su propósito es que se reabra la investigación para averiguar qué pasó en la contratación de los vuelos. "Tiene que haber un responsable en la cadena de contrataciones", manifiesta. A la vez reniega el colectivo que su intención sea ganarse alguna indemnización o trofeo político.

El avión Yak-42 se estrelló en Turquía en 2003 cuando llevaba a un contigente de militares españoles de vuelta a casa desde Afganistán. En el siniestro 62 individuos perdieron la vida y los familiares denunciaron desde el primer día que la culpa era del Ministerio de Defensa, que no hizo nada por la seguridad de sus soldados.

Aparte de los motivos del accidente, las víctimas del Yak-42 tuvieron un segundo altercado cuando se descubrieron errores de bulto al momento de identificar los 30 cadáveres. La consecuencia fue que algunos cuerpos fueron mezclados antes de llegar a España y que los familiares enterraran o incineraran a personas distintas. @hmorales_gt

 

ADVERTISEMENT