Buscar

La Corte Suprema de EE UU da luz verde a la aplicación plena del veto migratorio de Trump

La medida recae directamente sobre los viajeros de Irán, Libia, Siria, Yemen, Somalia, Chad, Corea del Norte, y en menor grado Venezuela.

La Corte Suprema de EE UU da luz verde a la aplicación plena del veto migratorio de Trump
Protesta contra el veto migratorio de Trump hacia los musulmanes. / bhcourier.com
Protesta contra el veto migratorio de Trump hacia los musulmanes. / bhcourier.com

Firma

Ibed Méndez

Ibed Méndez

Periodista venezolana licenciada en Comunicación Social, mención audiovisual. Escribe en MUNDIARIO. Twitter: @mundiario

Donald Trump se sale con la suya. La Corte Suprema de Justicia de Estados Unidos ha dado luz verde para la aplicación plena de la tercera versión del veto migratorio del presidente norteamericano, que incluye fuertes limitaciones de entrada contra los viajeros de Irán, Libia, Siria, Yemen, Somalia, Chad, Corea del Norte, y en menor grado Venezuela.  

La medida ha sido aprobada con dos votos en contra y siete a favor.

La medida limitativa había sido anunciada en septiembre y su objetivo era sustituir al veto anterior, que solo tuvo tres meses de vida. La implantación del mismo estaba prevista para el 18 de octubre, pero la legalidad se encontró con varias piedras en su camino: fue recurrida y paralizada por un juez de primera instancia de Hawái  y otro de Maryland. En ese entonces las autoridades consideraron que la restricción de Trump cargaba con una severa tolda discriminatoria, buscaba ensañarse contra los musulmanes y pretendía discriminar a una minoría religiosa.

Pero la administración del republicano -por supuesto- no se quedó de brazos cruzados y enseguida respondió con una nueva impugnación. El plan dio resultados y hace dos semanas el tribunal de apelaciones le dio la razón a los defensores del magnate neoyorquino, aunque estableció una nueva traba al veto: sólo podía negarse la entrada a aquellos ciudadanos de los seis países de mayoría musulmana sin vínculos familiares o personales con EE UU.

Sin embargo, con el nuevo salvavidas que ha lanzado la Corte Suprema, esta salvedad queda totalmente suprimida. En ese sentido, tras la entrada en vigor de la ley, las autoridades podrán limitar e incluso restringir la entrada a territorio norteamericano de cualquier ciudadano con alguna de las nacionalidades que estén incluidas en la “lista negra” del presidente, sin importar si estos tienen o no vínculos con personas con residencia legal en el país o con instituciones estadounidenses.

Según ha dicho la Casa Blanca, esta decisión ha sido tomada pensando en la seguridad de EE UU, y para la selección de los ocho países “se ha evitado cualquier prejuicio” y se han tomado en cuentas criterios cruciales como el peligro para la seguridad nacional, la fiabilidad de los pasaportes y documentos de identidad; y la fluidez en el intercambio de información sobre sospechas terroristas y antecedentes criminales, tal como reseña el diario español El País.

Lo cual, en la práctica, significa que cada país tendrá unas limitaciones distintas. Por ejemplo, en el caso particular de Venezuela, la medida solo afecta directamente a representantes afines al Gobierno de Nicolás Maduro, mientras que en el de Irán el veto es prácticamente absoluto.

De esta forma el inquilino de la Casa Blanca finalmente se ha salido con la suya, y aunque este tercer veto migratorio es una versión muy rebajada respecto a los dos primeros, sin duda significa un triunfo para el republicano. Así, en el tercer intento, Trump, ha conseguido poner en marcha una de sus grandes promesas electorales: que Estados Unidos sea solo para los estadounidenses. @mundiario