Buscar

La Comisión Europea no reconocerá el resultado del referéndum catalán

La Unión Europea insiste en el respeto a las sentencias del Tribunal Constitucional y las decisiones de las Cortes. El ejecutivo europeo espera de sus miembros respeto el Estado de derecho.

La Comisión Europea no reconocerá el resultado del referéndum catalán
Frans Timmermans, vicepresidente primero de la Comisión Europea. / Dutch Ministry of Foreign Affairs
Frans Timmermans, vicepresidente primero de la Comisión Europea. / Dutch Ministry of Foreign Affairs

Firma

Tatiana Ferrin

Tatiana Ferrin

Periodista hispano-venezolana con 10 años de experiencia en medios digitales. Ha trabajado para diarios de Venezuela y Miami (Florida, EE UU).

La Comisión Europea no reconocerá el resultado de la consulta sobre la independencia de Cataluña por no respetar la Constitución española. Frans Timmermans, vicepresidente primero, ha insistido en que el ejecutivo europeo espera de los Estados miembros y sus ciudadanos que respeten el Estado de derecho de sus países.

"Tanto para la Comisión como para su presidente, el respeto de la Constitución española es el punto de partida de cualquier debate", ha subrayado al ser consultado sobre un posible reconocimiento de Bruselas del resultado del referéndum del 1-O.

Ha resaltado que se trata de "una cuestión que tiene que ver con el Estado de derecho" y, por lo tanto, "cabe esperar que todos los actores en cualquier Estado miembro respeten el orden constitucional del Estado del que forman parte".

En ese sentido, ha afirmado que solo en el marco del orden constitucional la Comisión reconocería "nuevas realidades" que se creen dentro de los países europeos.

Timmermans salió al paso a la polémica que suscitaron unas declaraciones de Jean-Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea, quien ha dicho que "si el sí a la independencia en Cataluña viera la luz, bueno, pues respetaríamos esa elección".

Tras la confusión, sus portavoces se apresuraron a aclarar que la opinión de Bruselas sobre el referéndum catalán es "lo que digan las Cortes y el Constitucional", dejando claro que solo respetaría un sí en caso de que la consulta fuera legal.

 

MUNDIARIO te ofrece suscribirte a otros análisis de Política.