Buscar

El apoyo de los catalanes al secesionismo decae, según las encuestas

Diversas encuestas reflejan que el apoyo al secesionismo cayó desde 2016. De hecho, el propio barómetro de la Generalitat indica que la mayoría de los catalanes no desea la independencia.

El apoyo de los catalanes al secesionismo decae, según las encuestas
Carles Puigdemont, presidente de la Generalidad de Cataluña. / Generalitat de Catalunya
Carles Puigdemont, presidente de la Generalidad de Cataluña. / Generalitat de Catalunya

Firma

Tatiana Ferrin

Tatiana Ferrin

Periodista hispano-venezolana con 10 años de experiencia en medios digitales. Ha trabajado para diarios de Venezuela y Miami (Florida, EE UU).

Solo dos de cada 10 catalanes (21,6%) creen que Cataluña será independiente tras el 1-O. Así lo reflejan los más recientes sondeos de Gad3 para el diario Abc. El pasado julio, el propio barómetro del Centro de Estudios de Opinión de la Generalitat indicó que la mayoría de los catalanes no desea la independencia.

A la pregunta sobre si "quiere que Cataluña se convierta en un Estado independiente", el 49,4% de los encuestados respondió negativamente frente al 41,1% que se mostró a favor. De acuerdo a la Abc, éste no es un dato aislado, pues desde noviembre de 2016, los que rechazan la independencia superan a los partidarios del "sí" en cada sondeo que realiza la Generalitat.

Hace un año, los independentistas contaban con el apoyo del 47,7%. Ahora, los catalanes que responden que "no" han aumentado en este mismo tiempo del 42,4% al 49,4%.

Las encuestas también reflejan que los independentistas solo son mayoría en municipios de menos de 10.000 habitantes y en un año han perdido apoyo en todos los municipios, salvo en los más pequeños, con menos de 2.000 habitantes.

 

 

 

Por otro lado, más de la mitad de los habitantes de Cataluña, concretamente el 56%, considera que el referéndum del 1-O no es válido, según los resultados de la encuesta de Metroscopia para El País.

Aparte de las encuestas, el diario Abc destaca otro dato: la participación en las manifestaciones. El Ayuntamiento de Barcelona cifró la asistencia en la concentración del lunes en un millón de personas.

En comparación, en 2012, la policía local estimó 1,5 millones de asistentes en la primera gran marcha del soberanismo. En 2014 calcularon 1,8 millones; en 2015 1,4 millones; y en 2016, con varios actos descentralizados en varias poblaciones catalanas, se calculó una asistencia de 875.000 personas.

Por su parte, la Delegación del Gobierno calculó una asistencia de 350.000 personas, cuando en 2014 habló de 520.000. Sociedad Civil, por su parte, estimó 225.000.

Gente vinculada al Gobierno de Mariano Rajoy ha considerado que la del lunes fue la Diada menos numerosa de los últimos años porque la mayoría de los catalanes no quiere ser parte de un movimiento ilegal, algo a lo que dan la razón las encuestas.

 

MUNDIARIO te ofrece suscribirte a otros análisis de Política.