Buscar

Bombarderos de EE UU sobrevuelan Corea del Norte en medio de una escalada de la tensión

El presidente de Estados Unidos y sus aliados han querido dar una nueva demostración de fuerza a Pyongyang. La tensión sigue creciendo.

Bombarderos de EE UU sobrevuelan Corea del Norte en medio de una escalada de la tensión
Bombardero de EE UU, B-1B. military.com
Bombardero de EE UU, B-1B. military.com

Firma

Ibed Méndez

Ibed Méndez

Periodista venezolana licenciada en Comunicación Social, mención audiovisual. Escribe en MUNDIARIO. Twitter: @mundiario

El conflicto sigue creciendo. En plena escalada de tensión entre Washington y Pyongyang, la nación estadounidense y sus aliados han querido dar una nueva demostración de fuerza a Corea del Norte. Este martes bombarderos estratégicos de Estados Unidos,  Japón y Corea del Sur han sobrevolado la Península Coreana, en una maniobra nocturna combinada que hasta ahora nunca antes había sido empleada.

Según han informado fuentes militares de Seúl y Washington, fueron dos bombarderos B-1B estadounidenses, en conjunto con dos cazas F-15K de las fuerzas armadas surcoreanas, los que despegaron ayer tarde desde la base militar de Guam. Así mismo, el Estado Mayor Conjunto de Corea del Sur ha explicado que una vez iniciado el vuelo se unieron además dos aviones de combate F-15K de Corea del Sur y otros dos F-15 de Japón.

El ejercicio militar fue realizado con el objetivo de simular un ataque con misiles aire-tierra sobre el mar de la costa oriental surcoreana. "Volar y entrenar por la noche con nuestros aliados de una manera segura y efectiva es una importante capacidad compartida entre EEUU, Japón y la República de Corea, y mejora la destreza táctica de los aviadores de cada nación", ha asegurado Patrick Applegate, miembro del Centro de Operaciones Aéreas estadounidenses 613. "Esta es una clara demostración de nuestra capacidad para realizar operaciones sin interrupciones con todos nuestros aliados en cualquier momento y en cualquier lugar", añadió Applegate.

La acción se produce en medio de una alarmante escalada de tensión entre Washington y Pyongyang. Apenas unas horas antes del sobrevuelo de los bombarderos, representantes de Corea del Sur habían revelado que hackers informativos norcoreanos habrían robado información crucial sobre los planes de EE UU y sus aliados frente a una eventual guerra.

Por su parte, Kim Jong-Un, quien ya ha advertido que este tipo de acciones por parte de Donald Trump le parecen una clara provocación, y ha amenazado con hacer pagar el precio más alto a Estados Unidos por cada ataque, de momento no se ha manifestado.

 

 

MUNDIARIO te ofrece suscribirte a otros análisis de Política.