Buscar

Ataques invisibles en Cuba: detectan “anomalías cerebrales” en las víctimas estadounidenses

Las autoridades manejaban una hipótesis de ataques sónicos que ahora han puesto en duda. Los médicos dicen que al menos 24 funcionarios presentan daños cerebrales. El misterio sigue sin resolverse.

Ataques invisibles en Cuba: detectan “anomalías cerebrales” en las víctimas estadounidenses
Embajada de EE UU en Cuba. / cu.usembassy.gov
Embajada de EE UU en Cuba. / cu.usembassy.gov

Firma

Ibed Méndez

Ibed Méndez

Periodista venezolana licenciada en Comunicación Social, mención audiovisual. Escribe en MUNDIARIO. Twitter: @mundiario

El misterio de los ataques sónicos a funcionarios y familiares estadounidenses en la embajada de La Habana, Cuba, sigue sin resolverse. Las relaciones entre la nación norteamericana y la isla caribeña siguen tensándose. Un nuevo descubrimiento añade picante al polémico asunto: los diplomáticos afectados presentan “anomalías cerebrales”. Las autoridades manejaban una hipótesis de atentados acústicos que ahora ha sido puesta en duda.

Según ha informado la agencia oficial de noticias The Associated Press, fuentes médicas han asegurado que al menos 24 víctimas agraviadas por los golpes de naturaleza invisible y desconocida han sufrido daños importantes en el órgano motor. En concreto, los expertos señalan que los funcionarios desarrollaron cambios en los tramos de la materia blanca -que constituye un 60% del órgano- que permiten la comunicación entre varias partes del cerebro. Pero eso no es todo. Algunos incluso han experimentado pérdidas auditivas y han sido testigos de extraños sonidos focalizados y vibraciones en sus cuartos, además de náuseas, pérdidas de memoria y desequilibrio.

El dramático escenario ha trasladado al FBI y a la comunidad médica estadounidense hacia un campo sombrío. Con este panorama, la tesis de que los daños llegaron por un fenómeno desconocido distinto a hechos sónicos toma cada vez más fuerza. De hecho, los médicos e investigadores han subrayado que tales reflejos acústicos podrían ser una derivación colateral de otro fenómeno físico no identificado del que no ha trascendido -de momento- si existe alguna suposición, tal como reseña el diario español El País.

Sin embargo, el caso continúa siendo un estigma. Desde que explotó la polémica situación, el verano pasado, las teorías en torno a la misma han ido y venido. Se dice que tras los ataques estaría, tal vez, un tercer país. Alguno de los grandes enemigos de Estados Unidos, como Rusia, Corea del Norte o Irán, por ejemplo. 

Por su parte, Washington, ha evitado lanzar una acusación directa contra Cuba, aunque ha dejado claro que, a su juicio, La Habana, puedo haber hecho más para cumplir con su deber de proteger a su personal. El misterio ha traído como consecuencia el retiro de parte del personal de la embajada norteamericana en la isla, la expulsión de 15 diplomáticos cubanos, y el cese indefinido de la emisión de visados a cubanos. Y por si fuera poco, el escándalo ha llegado para añadir pólvora a las eternamente quebradas relaciones entre la isla caribeña y la nación norteamericana. @mundiario