Buscar

Angela Merkel se manifiesta a favor de la controversial reforma laboral de Emmanuel Macron

La canciller alemana ha salido para defender al mandatario francés y para asegurar que el presidente tiene una "fuerte legitimación".

Angela Merkel se manifiesta a favor de la controversial reforma laboral de Emmanuel Macron
Angela Merkel, primera ministra de Alemania y Emmanuel Macron, presidente de Francia. / RR SS
Angela Merkel, primera ministra de Alemania y Emmanuel Macron, presidente de Francia. / RR SS

Firma

Ibed Méndez

Ibed Méndez

Periodista venezolana licenciada en Comunicación Social, mención audiovisual. Escribe en MUNDIARIO. Twitter: @mundiario

La canciller alemana, Angela Merkel, se ha manifestado este viernes a favor de la controversial reforma laboral del presidente francés Emmanuel Macron, que en los últimos días ha causado huelgas y fuertes disturbios en el país. La líder del partido Unión Demócrata Cristiana de Alemania, además, ha aplaudido la decisión del mandatario galo de modificar las normas del Código del Trabajo.

Merkel se ha manifestado para apoyar a Macron en la primera gran crisis que enfrenta como jefe de Estado de Francia. La alemana, además de servir de refuerzo, ha aparecido para pedir al pueblo francés que tenga paciencia, y ha asegurado que, pese a las manifestaciones, su aliado cuenta con la “fuerte legitimación” de las urnas.

La primera ministra alemana ha tomado posición en medio del conflicto por la controvertida reforma laboral de Macron, tras reunirse con el primer ministro galo, Édouard Philippe, en Berlín. “Apoyamos los esfuerzos reformistas de Francia y al Gobierno le deseo éxito y fuerza para la reforma laboral que está en una fase decisiva", ha dicho Merkel. Asimismo, la canciller alemana ha admitido que "estas reformas no siempre son fáciles de aplicar",  ha dejado claro que los efectos de la nueva medida no tienen por qué llegar de forma "inminente", ya que "necesitan su tiempo".

Por su parte, el embajador Philippe, ha aprovechado la ocasión para reiterar que "tenemos una legitimidad democrática muy fuerte”, al tiempo que ha pedido a los ciudadanos que están protestando contra estas medidas que no pongan "en cuestión el centro de la vida democrática", el papel de la representación política.

La reforma laboral de Emmanuel Macron ha despertado la inconformidad del pueblo francés, que desde hace unos días se ha manifestado en todo el país para rechazar la medida, la cual según lo principales detractores, significa un retroceso en materia de derecho del trabajo y un golpe al estado social.

 

 

MUNDIARIO te ofrece suscribirte a otros análisis de Política.