Buscar

Las 4 conclusiones que dejaron las elecciones parlamentarias francesas

Los partidos que apoyan al presidente Macron conservarán una abrumadora mayoría de 350 escaños en un parlamento francés de 577 miembros.

Las 4 conclusiones que dejaron las elecciones parlamentarias francesas
Emmanuel Macron. / RRSS
Emmanuel Macron. / RRSS

Firma

Armando Diéguez

Armando Diéguez

Periodista guatemalteco formado en Ciencia Política y Literatura. Escribe en MUNDIARIO. Twitter: @mundiario

1. Mayoría sin ser demasiado abultada

 

Los partidos que apoyaron el programa del presidente francés no obtendrán la mayoría masiva de 400 a 460 asientos que habían sido pronosticados por los encuestadores después de los resultados de la primera ronda el pasado 11 de junio. Pero el partido de Macron, La République en Marche, fundado el año pasado, tendrá de cualquier manera una abrumadora mayoría. El partido del presidente tampoco tendrá que depender del apoyo de los legisladores conservadores.

 

2. Mucha abstención

 

La participación, con menos del 45% de los votantes registrados, fue la más baja para la segunda vuelta de una elección parlamentaria en la historia de la Quinta República de Francia, establecida en 1958. Se ha propuesto una variedad de explicaciones para esto, tales como la fatiga electoral después de un año de constantes campañas políticas, el desencanto de los votantes de izquierda y los conservadores, hasta incluso el clima agradable que vio a algunas personas elegir una escapada de fin de semana sobre el deber ciudadano.

 

3. Una izquierda seriamente disminuida

 

El Partido Socialista mejoró respecto a lo esperado hace una semana, pero los 29 escaños que mantendrá marcan igual una "debacle", como reconoció su líder Jean-Christophe Cambadélis, quien anunció su renuncia el domingo por la noche después de haber perdido el distrito que había controlado durante 25 años.

 

4. Más mujeres y más jóvenes, pero también menos experiencia

 

Macron ha conseguido una reforma radical del personal político francés, que ahora se convierte en su problema de gestión. La edad media de los nuevos diputados será de unos 47 años, según una estimación de la televisión francesa, o unos 10 años más jóvenes que en el parlamento anterior. La mitad de los candidatos parlamentarios eran mujeres, lo que significaría un cambio significativo en el equilibrio de género en la Asamblea Nacional.

Nunca se han elegido tantos diputados inexpertos al parlamento en una sola oleada, lo que planteará desafíos sin precedentes al nuevo gobierno. Los nuevos hombres y mujeres necesitan aprender y ser educados en el arcano mundo del trabajo legislativo. En la próxima semana, Macron necesita encontrar un presidente para la Asamblea Nacional (ha insinuado que podría ser una mujer), y presidentes de varios comités parlamentarios influyentes. Para manejar una mayoría posiblemente desorganizada o indisciplinada, tendrá que contar con el puñado de sobrevivientes del antiguo parlamento que se unió a su partido. Esto es aún más importante, ya que Macron quiere que la nueva Asamblea Nacional surta efecto y comience con su ya controvertida reforma importante del mercado de trabajo, tan pronto como este verano.

 

MUNDIARIO te ofrece suscribirte a otros análisis de Política