Buscar

137 años después de su fundación el PSOE corre peligro cierto de fractura

El partido está viviendo algo más que una guerra interna. Los barones proclives a la abstención no quieren el indulto a Rajoy pero saben que unas terceras elecciones le dan la izquierda a Podemos.

137 años después de su fundación el PSOE corre peligro cierto de fractura
PSOE. / Omar
PSOE. / Omar

Firma

Fermín Bocos

Fermín Bocos

Fue director de informativos de Radio Barcelona y de la Cope, y de TeleMadrid. En la Ser dirigió Hora 25 y el Informativo de las 8. Ha sido director del Telediario en TVE, y director de Radio Exterior. También trabajó en Tele 5, CNN+ y RNE. Fue columnista de Diario 16, El Mundo y Avui. Es autor de varias novelas y escribe para Europa Press.

La iniciativa recolectora de firmas de José Antonio Rodríguez, alcalde socialista del pueblo granadino de Jun, va camino de complicarles la vida a los atribulados miembros de la gestora que gobierna el PSOE. El intrépido edil se ha propuesto conseguir las firmas suficientes (dice estar cerca de las 70.000) como para exigir estatutariamente que se convoque ya un congreso extraordinario y unas elecciones primarias. El alcalde y con él los abajo firmantes están en contra de la iniciativa gestora que impulsa la abstención del Grupo Parlamentario del Congreso. Abstención que permitiría a Mariano Rajoy superar una nueva investidura. El emprendedor Rodríguez dice contar ya con las firmas de Pérez Tapias, el profesor andaluz que en su día compitió con Pedro Sánchez y Eduardo Madina por la secretaria general, y también con la de Josep Borrell, el ex ministro que tras vencer en unas primarias fue "tumbado" por el aparato del partido en una operación que con otra puesta en escena recuerda la que hace dos semanas forzó la dimisión de Sánchez. Si tal y como asegura el alcalde también están en el correo el aluvión de firmas de los militantes del PSC que durante el pasado fin de semana confirmaron a Miquel Iceta en la secretaría general del PSC, al comité federal -que se reunirá el próximo fin de semana- le va a resultar difícil hurtar las peticiones de la militancia partidaria de mantener el "no" a Rajoy.

El Partido Socialista está viviendo algo más que una guerra interna entre facciones políticas. Los barones proclives a la abstención tampoco querrían propiciar el indulto a la corrupción que supone mantener a Rajoy en La Moncloa pero miran las encuestas y saben que si vamos a unas terceras elecciones el PSOE se despeña y Podemos se hace con el santo y seña de la izquierda. No es seguro que triunfe la disciplina de voto. Pero si sale adelante, en los oídos de los diputados reverberará aquél verso del poeta mejicano José Emilio Pacheco que define muy bien la tragedia que vive la socialdemocracia española: "Ya somos todos aquello contra lo que luchábamos a los veinte años". 137 años después de su fundación el PSOE corre peligro cierto de fractura.