Buscar

¿Por qué es importante el dormir bien?

Los excesivos niveles de estrés representan un gran problema para la sociedad actual, por lo que el descanso ayuda a relajarnos.

¿Por qué es importante el dormir bien?
Dormir bien. / www.batanga
Dormir bien. / www.batanga

Firma

Tatiana Ferrin

Tatiana Ferrin

Periodista hispano-venezolana con 10 años de experiencia en medios digitales. Ha trabajado para diarios de Venezuela y Miami (Florida, EE UU).

El descansar bien es necesario en nuestra vida. Por ello, es urgente hacer un gran esfuerzo por dormir las horas suficientes y así, comenzar el día de forma agradable. El dormir bien hace que nuestro cuerpo se recupere física y mentalmente, de manera que es fundamental que descansemos adecuadamente.

Por esa razón, veamos cuáles son las ventajas de dormir bien, de acuerdo a Estrella Digital. A lo largo del día, sometemos a nuestro cuerpo a grandes esfuerzos, que van afectando negativamente a nuestro cuerpo, por ejemplo al practicar ejercicio físico o al realizar movimientos bruscos. Cuando dormimos, todos estos problemas se van reparando adecuadamente, y al mismo tiempo el cuerpo se reorganiza y realiza una revista completa para poder acabar con cualquier tipo de amenaza que haya podido acceder a nuestro cuerpo durante el día.

De igual forma, el dormir bien también permite que nuestro corazón descanse, lo que permite que se nivele mejor desde el colesterol hasta la presión arterial. Además, ayuda a mejorar el riego sanguíneo y nuestro cerebro se reorganiza en los momentos de descanso.

Los excesivos niveles de estrés representan un gran problema para la sociedad actual y el descanso ayuda a relajar tanto nuestro cuerpo como nuestra mente. El descansar adecuadamente también nos va a ayudar a prevenir enfermedades de todo tipo, tanto físicas como mentales.

Para poder estar totalmente convencidos de que descansamos adecuadamente, aparte de esforzarnos en ello, tenemos que considerar que no todas las personas necesitan el mismo tiempo para descansar, es decir, en función de nuestra edad así como de nuestra actividad y características físicas y particulares, el tiempo puede variar de una persona a otra.

Según estudios realizados por la National Sleep Foundation, las horas de sueño estipuladas básicamente serían las siguientes:

- Recién nacidos hasta los 3 meses: deberán dormir entre 14 y 17 horas cada día.

- Bebés de 4 hasta 11 meses: deberán contar con entre 12 y 15 horas de sueño diario.

- Niños de entre 1 y 2 años: lo ideal es dormir entre 11 y 14 horas.

- Niños de 3 a 5 años: el tiempo adecuado se encuentra entre las 10 y las 13 horas.

- Niños de 6 a 13 años: en este caso sería de 9 a 11 horas.

- Niños de 14 a 17 años: serían de 8 a 10 horas de sueño.

- Jóvenes y adultos de 18 a 64 años: las horas adecuadas serían entre 7 y 9.

- Adultos mayores de 65 años: entre 7 y 8 horas. @mundiario