Buscar

4 razones para viajar durante el verano

En cada lugar del mundo se puede hacer algo distinto y único, pero hay ciertas actividades que pueden realizarse en cualquier lugar y que permiten el crecimiento personal y cultural.

4 razones para viajar durante el verano
Mujer de viaje. / Pexels.
Mujer de viaje. / Pexels.

Firma

Valeria M. Rivera Rosas

Valeria M. Rivera Rosas

Licenciada en Comunicación Social, mención Periodismo Impreso. Graduada de la Universidad Privada Dr. Rafael Belloso Chacín de Venezuela. Escribe en MUNDIARIO, donde es coordinadora general. Twitter: @mundiario

Con la llegada del verano, llegan las vacaciones y la oportunidad de descansar y apagar el cerebro. Ese momento del año es aprovechado por miles para poder viajar y escaparse a destinos exóticos, distantes e impresionantes para poder vivir una gran aventura. En cada país es posible vivir un experiencia distinta, aprovechando las características que tiene cada uno, pero más allá de poder vivir algo diferente, es posible aprender actividades únicas que ayudan al crecimiento personal. Presentamos cuatro razones para viajar durante el verano:

1. Conocer a nuevas personas: es lo primero de la lista y los más importante, cuando viajas tienes la oportunidad de ver y conocer a muchísima gente diferente que puede representar un ante o un después en tu vida. Cada quien tiene una historia que sería interesante conocer; además de ser un bonus para que puedas regresar a ese país sabiendo que ya cuentas con un amigo al cual acudir y visitar.

2. Practicar o aprender idiomas: si eres de los que saben idiomas, viajar ayudará a enriquecer y ejercitar el dialecto, o si por el contrario eres de los que desconocen el idioma, ir hasta un país distinto, es la mejor manera de hacer que la lengua se suelte y el cerebro se vea obligado a aprender.

3. Conocer nuevos lugares: anotarse en un recorrido por un país entero es sencillamente una muestra de valentía y ganas de sumergirse en una nueva cultura. A veces, para que las personas del mundo se entiendan, es necesario que se pongan en sus zapatos. Qué mejor manera de hacerlo, que recorriendo todo un país y visitando no solo las ciudades importantes, sino que dirigiéndose hasta los pequeños poblados con lugares interesantes.

4. Adentrarse en la cultura local: cuando se recorre un nuevo sitio no basta con ver, hay que comer sus alimentos, leer sus periódicos, visitar sus lugares más emblemáticos, saber su historia e intentar conocer sus misterios.

Viajar por el mundo es una oportunidad que las personas pueden gozar al máximo si deciden ir más allá de unas hermosas playas o las actividades comunes del sitio. Lo mejor es atreverse a lo que la mayoría no se atreve para conocer el alma del lugar y tener una verdadera experiencia personal llena de cultura y aprendizaje que ayuda al encuentro de varias culturas y al entendimiento humano.

 

> MUNDIARIO te ofrece suscribirte a otros análisis de Sociedad.