Buscar

Mako, la princesa japonesa que renunciará a sus títulos por amor

La nieta mayor del emperador de Japón contraerá matrimonio con un joven nipón de origen plebeyo.

Mako, la princesa japonesa que renunciará a sus títulos por amor
Mako, princesa de Japón. / Hola.
Mako, princesa de Japón. / Hola.

Firma

Valeria M. Rivera Rosas

Valeria M. Rivera Rosas

Licenciada en Comunicación Social, mención Periodismo Impreso. Graduada de la Universidad Privada Dr. Rafael Belloso Chacín de Venezuela. Escribe en MUNDIARIO, donde es coordinadora general. Twitter: @mundiario

Mako es una princesa real japonesa que cumple con los deberes asignados por la Casa Real de Japón, sin embargo, esto podría cambiar cuando la joven contraiga matrimonio con un antiguo compañero de la universidad el próximo 2018. Con 28 años, la joven puede estar contenta con los logros que ha alcanzado y la experiencia que ha obtenido, todo esto la lleva al siguiente paso de la vida, casarse con Kei Moro, un joven abogado que conoció en su época universitaria.

De darse el enlace, la joven perderá todos los derechos reales y pasará a convertirse en Mako Moro y podrá llevar una vida lejos de los asuntos reales. Así lo establece la antigua ley que rige a Japón desde hace años, y que no permite que las mujeres de sangre real se casen cualquiera. Según lo establecido por la ley, si Mako o cualquier princesa de Japón, quiere conservar sus títulos, debe casarse con un hombre de sangre real. El caso no es igual para los hombres, que si pueden elegir con quien casarse, independientemente de su procedencia.

Luego de saberse la noticia, los periodistas han ido hasta el despacho de abogados en donde trabaja Kei Moro para poder arrebatarle alguna impresión. El joven solo ha expresado que: "No es el momento de hacer comentarios, pero hablaré cuando sea oportuno".

Familia real japonesa. Reuters.

Familia real japonesa. / Reuters.

 

La Casa Real de Japón no se ha expresado al respecto; pero la noticia si ha dividido a la sociedad nipona. El debate sobre el derecho de las mujeres de la realeza vuelve a cobrar fuerza, puesto que a pesar de que nos encontramos en un siglo XXI muy liberal, en Japón, las restricciones aún siguen estando muy vigentes. Un buen ejemplo a citar, es que el actual heredero del trono, Naruhito, logró tener una sola hija, Aiko la princesa Toshi. Por ser mujer, Aiko, no puede heredar el trono, lo que ocasiona que el tercero en la línea de sucesión sea Hisahito, el hijo menor de Fumihito, el segundo hijo del emperador actual.

El caso de Mako puede que no pase a mayores. Su tía, Sayoko, perdió todos sus derechos reales de la misma manera y la vida de su familia continuó. Sin embargo, los avances globales pueden que estén alcanzando a Japón, puesto que dentro de poco se prevé que el Gobierno apruebe un proyecto de ley que le permita al emperador Akihito, abdicar, ya que a sus 83 años se le hace muy difícil cumplir con los deberes reales. Lo del emperador será hito en la historia de Japón, puesto que será la primera abdicación en más de dos siglos.