Buscar

Kim Kardashian se convierte en la musa de su esposo para Yeezy

La empresaria es la modelo y encargada de mostrar las nuevas prendas de la sexta línea de la marca de moda de Kanye West.

Kim Kardashian se convierte en la musa de su esposo para Yeezy
Kim Kardashian, empresaria. / Yeezy,
Kim Kardashian, empresaria. / Yeezy,

Firma

Valeria M. Rivera Rosas

Valeria M. Rivera Rosas

Licenciada en Comunicación Social, mención Periodismo Impreso. Graduada de la Universidad Privada Dr. Rafael Belloso Chacín de Venezuela. Escribe en MUNDIARIO, donde es coordinadora general. Twitter: @mundiario

Kim Kardashian apoya a su esposo en cada negocio o locura en el que decida sumergirse. La última prueba de ello, lo hemos comprobado en las últimas salidas de la celebridad, en donde nos muestra la sexta línea de ropa de Yeezy, la marca de ropa Kanye. Y es que con esto, el rapero prescinde de las pasarelas y muchas modelos para dejar que sea su esposa la que muestre todas sus novedades.

Con esto, llega una publicidad gratis, porque Kim es una de las personas más seguidas del planeta y los paparazzi han estado atentos a sus salidas, dejándonos muestras de la moda que emplea y que ella misma se encargó de mostrar en sus redes sociales.

 

 

La movida de Kanye no es pura publicidad, también es una burla dirigida hacía al Consejo de Diseñadores de Estados Unidos que están muy enfadados con el rapero por haber presentado su quinta línea el pasado febrero fuera de la temporada.

 

 

“Mi agenda estaba muy ocupada, terminé el día con un total de nueve estilismos Yeezy en un solo día”, dice una de las publicaciones de la empresaria. “Para cada estilismo, quería agarrarme a vibraciones naturales”. De esta forma, la pareja mostró parte de la colección en donde vemos que West sigue apostando por los looks deportivos, ceñidos y en colores tierra, azules y crudos.

La colección al entero está en la web oficial de Yeezy, en donde también vemos los precios de las prendas que van desde tops de poliéster por 300 dólares, botines por 715, sandalias de tacón por 615, pantalones de algodón por 300, hasta mayas cortas por 120, sudaderas por 360 y ajustados vestidos de 500 dólares. @mundiario