Buscar

El caso Diana Quer, archivado por falta de pruebas: el juez levanta el secreto del sumario

La joven desapareció en la madrugada del 21 de agosto en las fiestas de A Pobra. Tras meses de pesquisas, se encontró su teléfono personal en el fondo de la ría, a pocos kilómetros de la localidad de sus vacaciones. Los investigadores creen que no ha desaparecido voluntariamente.

 

El caso Diana Quer, archivado por falta de pruebas: el juez levanta el secreto del sumario
Cartel que se ha compartido en la calle, comercios y las redes sociales con la información principal de la joven.
Cartel que se ha compartido en la calle, comercios y las redes sociales con la información principal de la joven.

Firma

Carlos Alberto Sánchez

Carlos Alberto Sánchez

Periodista licenciado por la Universidad Camilo José Cela. Diplomado en Ciencias Empresariales. Colaborador en diversos medios de comunicación de radio, prensa, televisión y prensa digital, entre ellos MUNDIARIO. Pasión y vocación por la comunicación y el periodismo.

Diana Quer tiene 18 años. Nada se sabe de la joven desde el 21 de agosto. Los indicios que se han investigado no han servido para dar con el autor de su desaparición, por ahora.

El Juzgado de Instrucción número 1 de Ribeira (A Coruña) ha acordado sobreseer provisionalmente la causa que se sigue por la desaparición de Diana Quer "por no existir en el momento actual indicios suficientes para dirigir el presente procedimiento frente a persona alguna determinada", según consta en un escrito del juez, Félix Isaac Alonso Peláez, que ha firmado las últimas actuaciones del caso este miércoles 19 de abril. La resolución judicial aclara que, a pesar de todo, es "necesaria la continuación de la investigación de policía judicial", ya que se encuentran abiertas varias líneas de trabajo, y recuerda que en el caso de aparecer nuevos elementos, se acordaría la reapertura del proceso penal.

En la redacción del auto, el juez da por hecho que Diana Quer no falta de su casa por voluntad propia y todo apunta a que hay, según los indicios que constan en el sumario, delitos que se habrían cometido vinculados directamente con su desaparición. "Existen indicios de la desaparición no voluntaria de Dª. Diana María Q.L.P., pudiendo haber tenido lugar otros ilícitos graves frente a ella". no existen motivos suficientes para acusar a determinada o determinadas personas como autores, cómplices o encubridores de los mismos, por lo que procede acordar, de conformidad con lo dispuesto en los arts. 779.1 y 641.2ª de la LECr., el sobreseimiento provisional de las actuaciones.

El fracaso en las pesquisas que apunten al autor o autores de la desaparición es también compartida por el fiscal de esta causa. Ambos creen que, después de ocho meses de trabajo, no existen "indicios de criminalidad, o habiéndose descartado, sobre las personas policialmente sospechosas".

El magistrado ha decidido también levantar el secreto de las actuaciones porque entiende que no ha lugar a prorrogar esta medida, que se acordó inicialmente en agosto de 2016

El magistrado ha decidido también levantar el secreto de las actuaciones porque entiende que no ha lugar a prorrogar esta medida, que se acordó inicialmente en agosto de 2016. Así el juez, manifiesta que "en el momento actual no existen indicios de criminalidad frente a persona alguna", aclara el titular del juzgado nº 1 de Ribeira. Seguir con el secreto del sumario sería, según el juez, una medida "desproporcionada" a día de hoy, una vez que el resultado de las escuchas practicadas ya ha sido incorporado a la causa. No obstante, se recuerda en el auto que esta decisión se toma "sin perjuicio de lo que del curso de la investigación pueda derivarse, pudiendo acordarse de nuevo el secreto de parte o de la totalidad de las actuaciones en caso de resultar necesario".

Diana Quer desapreció en agosto de 2016 y desde entonces se han realizado numerosas investigaciones. Se han revisado todo tipo de cámaras, se rastrearon diferentes señales telefónicas, se ha escudriñado hasta los mensajes que la joven desparecida pudo haber intercambiado con amigos y familiares en las horas previas a la desaparición. Estima el juez que ese derecho estuvo suficientemente protegido y durante el tiempo necesario para evitar injerencias o dar la oportunidad a terceras personas a realizar movimientos que pudiesen haber puesto en peligro la investigación. La argumentación técnica para levantar el veto sobre el sumario se basa en que "el Juez no debe prolongar el secreto sumarial por más tiempo del que resulte estrictamente necesario a las exigencias de la instrucción, ya que lo contrario iría en contra de la superior publicidad del proceso como principio de este. En el presente caso el secreto de las actuaciones, decretado desde el inicio de la instrucción, se ha venido prorrogando hasta el momento actual con el fin de garantizar que la investigación de los hechos no se viera entorpecida por injerencias ajenas o interferencias que pudieran obstaculizar el completo esclarecimiento del hecho (motivo expresamente previsto en la letra b) del art. 302 LECr), teniendo en cuenta la gravedad de los hechos investigados", explica el magistrado.