Buscar

El anuncio que humilló a Victoria Beckham o cómo insultar a una mujer por su cuerpo

Un restaurante se ha encargado de enfadar a la diseñadora por utilizar su imagen sin autorización y de una forma muy insultante.

El anuncio que humilló a Victoria Beckham o cómo insultar a una mujer por su cuerpo
Victoria Beckham, diseñadora. / Vogue.
Victoria Beckham, diseñadora. / Vogue.

Firma

Valeria M. Rivera Rosas

Valeria M. Rivera Rosas

Licenciada en Comunicación Social, mención Periodismo Impreso. Graduada de la Universidad Privada Dr. Rafael Belloso Chacín de Venezuela. Escribe en MUNDIARIO, donde es coordinadora general. Twitter: @mundiario

Victoria Beckham es una mujer pragmática que cuenta con una vida muy movida. No suele ser expresiva ni es persona de muchos comentarios, pero nunca hay que subestimar su éxito y el amor que le tiene a su familia. Es una mujer que salió adelante a base de un grupo que nunca la tomó en cuenta y que irónicamente se convirtió en su miembro más exitoso a través de un talento que muchos ignoraban.

Beckham es un ejemplo de mujer que ha sabido equilibrar su exitosa vida empresarial con su vida familiar y hasta ahora, ha logrado salirse con la suya. Por eso, el que un restaurante promocione su comida con su imagen y sin previa autorización acusándola de anoréxica es un insulto para cualquier mujer.

El que Victoria, Lily Collins, Keira Knightley o Angelina Jolie, tengan una figura delgada, no quiere decir que ellas sean anoréxicas o sufran de algún problema alimenticio y ridiculizarlas por su figura es irrespetuoso.

 

 

El restaurante en cuestión se llama Sidhu Golden Fish and Chips y se trata de un pequeño negocio que tiene una pizza con el nombre de la diseñadora. El dueño del restaurante decidió promocionarla a través de una pegatina caricaturesca de Beckham que dice: “Nuestra nueva Victoria Beckham -en referencia a su pizza- tiene una delgada base de solo 2 milímetros” y lleva una banda que dice “Anorexic fashion icon”.

The Sun asegura que a la diseñadora no le ha gustado la promoción del restaurante, no por usar su imagen sin permiso, sino por ridiculizar su figura y tacharla de anoréxica cuando no lo es. Además, una fuente asegura que está dispuesta a tomar medidas legales y que para la diseñadora es “inapropiado trivializar con un desorden alimenticio”. El dueño aseguró que el solo quería hacer sonreír a las personas que lo vieran usando a un personaje tan popular, pero parece que a Victoria no le ha causado ninguna gracia.