Buscar

El valor de Netflix en la bolsa se dispara tras superar los pronósticos

Para finales de septiembre, la plataforma de distribución de contenido audiovisuales tenía registrados a nada menos que 86.7 millones de usuarios, aumentando las cifras que había profetizado Wall Street.

El valor de Netflix en la bolsa se dispara tras superar los pronósticos
Interfaz de Netflix móvil.
Interfaz de Netflix móvil.

Firma

Héctor Antonio Morales

Héctor Antonio Morales

Formado en la Universidad Rafael Landívar de Guatemala, es un comunicador social que colabora en MUNDIARIO, donde también coordina el área de Política.

Netflix dio un serio golpe sobre la mesa y envió un mensaje de optimismo a los inversores. La plataforma de distribución de contenido audiovisual aumentó en gran medida su cantidad de abonados y eso se tradujo en un aumento del 20% en sus acciones en la bolsa. La compañía cerró el tercer trimestre con un beneficio económico que se alza a los 51.5 millones de dólares, que a su ves es un incremento del 75% en el año.

Los ingresos de esta compañía crecieron un 31%, alzándose a los 2.290 millones de dólares. De ese gran total, nada menos que 1,300 millones vienen de su servicio de streaming en su natal Estados Unidos y 850 millones en otros países. El resto viene del alquiler de películas en formato DVD. El tercer trimestre coincidió con la celebración de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.

Los inversores de Wall Street tienen en cuenta dos criterios para su toma de decisiones. El primero es el tamaño de su base de usuarios. Para finales de septiembre, la firma tenía 86.7 millones de ellos. Se trata de un 25% más de lo proyectado y más de los 2.3 millones que se anticipaban. 39.2 millones de los abonados se encuentran fuera de Estados Unidos.

El otro gran aspecto a valorar es a cuánto se elevan los gastos que conlleva producir sus propias series, tales como House of Cards o Narcos. Esos costos aumentan con el paso del tiempo. Aparte de eso, la competencia por hacerse con los derechos exclusivos es cada vez más fuerte, lo que obliga a la empresa a invertir más en la calidad de sus producciones para que éstas se adapten al público de cada país en el que tienen suscriptores.

De esta forma, los pesos pesados de esta industria destinan millonarias cantidades a esta labor. Amazon y Netflix, los dos que llevan la voz de mando, inyectaron 7.560 millones de dólares a la creación de contenidos propios tan sólo el año pasado, de acuerdo a IHS Market. Es prácticamente el doble de lo invertido en 2013. Por lo mismo, la cantidad de personas abonadas a la televisión por cable tradicional está bajando, dejando en apuros a otras gigantes como Disney, CBS, Comcast o Liberty Media. @hmorales_gt