Buscar

Tres útiles consejos para comenzar un negocio siendo joven

Cuando se es joven se cuenta con la ventaja de tener el tiempo y las ganas a favor, lo cual facilita la carrera por triunfar en el emprendimiento. 

Tres útiles consejos para comenzar un negocio siendo joven
Emprender siendo joven. / alljobs.co.il
Emprender siendo joven. / alljobs.co.il

Firma

Ibed Méndez

Ibed Méndez

Periodista venezolana licenciada en Comunicación Social, mención audiovisual. Escribe en MUNDIARIO. Twitter: @mundiario

Tomar la decisión de emprender no es una opción limitada según la edad, sin embargo, cuando se es joven se cuenta con la ventaja de tener el tiempo a favor, por lo que intentar triunfar con un primer negocio solo representa ganancia. Más allá del simple beneficio económico, embarcarse en el mundo del emprendimiento desde temprana edad aumenta las posibilidades de cosechar éxitos futuros y aunque al principio puede representar un gran temor combinar la una agenda empresarial con la acelerada vida juvenil, con un poco de paciencia y planificación el triunfo estará asegurado. Veamos algunos útiles tips para emprender siendo joven:

> Estudia bien el negocio. El primer paso para emprender es tener claro lo que se desea hacer. En ese sentido, la idea de comenzar un negocio no puede tomarse a la ligera, sino que por el contrario debe estar bien estudiada y colocada en perspectiva. Asegúrate de conocer a fondo el mercado y el oficio en el que quieres insertarte. Obtén toda la educación que puedas. Devora datos de Internet, enlístate en cursos y adiestramientos. El conocimiento es la base de todo negocio y conocer cada detalle del universo que compone tu empresa te ayudará a evitar que alguien al verte joven e inexperimentado quiera pasarse de listo contigo.

> Integra a tu equipo a personas con experiencia. Una buena opción a la hora de emprender es recurrir a gente con mayor conocimiento para que te asesore y acompañe en el camino. Evita a la familia o amigos, a menos que estés completamente seguro de que serán 100% honestos contigo sobre la oportunidad de negocio y no solo secundan tus pretensiones para no desanimarte.

> Se realista. Es cierto que el entusiasmo es el motor de las acciones y el emprendimiento no escapa a ello, pero una clave indispensable en cualquier idea de negocio es mantener los pies sobre la tierra. Elabora un plan de metas para un periodo determinado y evalúa de forma objetiva si tu empresa realmente ha cumplido tus expectativas. Si tu idea del éxito te emociona pero siendo honesto contigo mismo te das cuenta de que es casi imposible de lograr, lo mejor es que desistas y te fijes un nuevo ideal, de lo contrario solo te someterás al desgaste temprano de energía y trabajo. Se paciente, no pierdas el norte y esfuérzate por sacar adelante tu negocio. Al principio no será sencillo pero con trabajo y determinación el éxito está asegurado.

 

 

MUNDIARIO te ofrece suscribirte a otros análisis de Economía.