Buscar

La UE aclara su postura sobre la factura de salida de Gran Bretaña

Bruselas presiona al Reino Unido para poner fin al impasse sobre la ley de divorcio, pero no nombrará su precio todavía.

La UE aclara su postura sobre la factura de salida de Gran Bretaña
Ilustración alegórica del Brexit. / RRSS
Ilustración alegórica del Brexit. / RRSS

Firma

Armando Diéguez

Armando Diéguez

Periodista guatemalteco formado en Ciencia Política y Literatura. Escribe en MUNDIARIO. Twitter: @mundiario

Al dirigirse a la primera ronda de conversaciones del Brexit de este lunes, la Unión Europea y el Reino Unido están encerrados en un juego de riesgo sobre la factura de salida de Gran Bretaña. Pero las apuestas y las posibles resoluciones a este enfrentamiento se están volviendo más claras también.

La lucha por lo que se conoce en la jerga oficial como el "arreglo financiero único" no puede durar mucho tiempo para que las conversaciones tengan éxito. El principal negociador de la UE, Michel Barnier, advirtió la semana pasada que podría paralizar un proceso que ya está retrasado.

Si bien la factura del Brexit no es tan crítica para las perspectivas económicas post-UE de Gran Bretaña, ahora es el tema más resonante políticamente, visto en casa como una prueba del temple de la primera ministra Theresa May, y visto en el continente como una prueba de la voluntad del Reino Unido para ceder o complicar más las cosas.

Ambos lados están de acuerdo en una cosa: el no mencionar ninguna cifra específica. Pero los números han flotado entre los que están dentro de la burbuja de Bruselas y los funcionarios de las capitales nacionales que están trabajando en el archivo Brexit, quienes  luchan por enfrentarse a los arreglos financieros de esta separación históricamente sin precedentes.

Según el cálculo de la UE, el acuerdo único, dependiendo de una serie de variables, se extendería a por lo menos 11 cifras, posiblemente 12, números lo suficientemente grandes como para desencadenar la furia de algunos políticos ingleses. La opinión predominante entre conservadores es que el Reino Unido debe ser capaz de irse sin pagar un centavo más, algo que difícilmente sucederá.

 

MUNDIARIO te ofrece suscribirte a otros análisis de Economía