Buscar

SolarCoin: la criptomoneda que espera poder seguir la estela del Bitcoin

La moneda digital de energía solar espera despertar el interés en las energías renovables, y lograr el éxito de la criptodivisa.

SolarCoin: la criptomoneda que espera poder seguir la estela del Bitcoin
SolarCoin. / ookawa.com
SolarCoin. / ookawa.com

Firma

Armando Diéguez

Armando Diéguez

Periodista guatemalteco formado en Ciencia Política y Literatura. Escribe en MUNDIARIO. Twitter: @mundiario

Bitcoin alcanzó un récord de valor de más de 4.480 dólares este mes, y la fuerte subida de la criptodivisa está atrayendo a imitadores, uno de los cuales es SolarCoin. Una moneda digital que espera impulsar la energía solar dando a la gente un incentivo para volverse verde.

SolarCoin funciona como un programa de recompensas para generadores de energía solar: personas o empresas con paneles solares pueden obtener una moneda por cada megavatio-hora de electricidad que generan sus paneles solares. Los usuarios tienen que enviar escaneos de lecturas de contador verificadas como prueba de generación de energía, que son revisados ​​por voluntarios.

Un productor individual promedio en Bélgica obtendría alrededor de cinco SolarCoins por año, dijo François Sonnet, asesor del proyecto SolarCoin, que también es cofundador de ElectriCChain, un proyecto de datos de generación de energía solar que ayuda con el desembolso de la moneda digital.

A diferencia de los bitcoins, los SolarCoins todavía no pueden hacer que alguien sea rico. El valor promedio de una moneda es de alrededor de 18 centavos, frente a los 6 centavos a principios de este año. Eso da al hipotético productor belga de energía solar una ganancia anual de unos 90 centavos. Pero las ambiciones son grandes.

El proyecto comenzó en 2014, y sus fundadores fijaron un límite máximo de 97.500 millones de SolarCoins que se pueden reclamar en los próximos 40 años, basados en estimaciones de generación de energía solar de la Agencia Internacional de Energía. Se almacenan en una cuenta de reserva propiedad de la Fundación Solarcoin y se intercambiarán gradualmente a medida que los propietarios del panel solar las reclamen.

"La idea es crear una red global de instalaciones solares para que la gente pueda empezar a usar este activo digital como un medio para comprar, comerciar y vender bienes y servicios en esta moneda", dijo Sonnet. Alrededor de 240.000 Solarcoins, con un valor total de unos 43.000 euros, han pasado a productores de energía solar en 39 países, dijo Sonnet.

Los usuarios pueden cargar sus monedas en una aplicación de billetera en línea, comprar en línea en las tiendas que se asocian con el proyecto o canjearlos por dólares, euros u otras monedas en Lykke Exchange, una plataforma de intercambio con sede en Suiza.

 

MUNDIARIO te ofrece suscribirte a otros análisis de Economía