Buscar

De la Serna enviará más agentes de la Guardia Civil al aeropuerto de El Prat

El Ministerio de Fomento ha confirmado que reforzará la presencia de la guardia y espera solucionar el conflicto antes del próximo lunes.

De la Serna enviará más agentes de la Guardia Civil al aeropuerto de El Prat
Íñigo de la Serna, ministro de Fomento. / Twitter
Íñigo de la Serna, ministro de Fomento. / Twitter

Firma

Héctor Antonio Morales

Héctor Antonio Morales

Formado en la Universidad Rafael Landívar de Guatemala, es un comunicador social que colabora en MUNDIARIO, donde también coordina el área de Política. Twitter: @mundiario

Cumpliendo su advertencia, el Gobierno ha acudido a la Guardia Civil para que supervise las colas y tareas en los controles de seguridad del aeropuerto El Prat, en Barcelona, Cataluña. Sin tener que sustituir a los trabajadores de Eulen, que convocaron a un paro de tiempo indefinido a partir del lunes, Íñigo de la Serna, ministro de Fomento, ha dicho que incrementará la presencia de efectivos de la Guardia Civil en los controles a fin de "garantizar la seguridad de los viajeros españoles y turistas". De igual forma, el Gobierno lleva a cabo desde ya todos los trámites necesarios para hacer un laudo de arbitraje obligatorio para llevar la paz de una vez por todas a este intenso conflicto.

La responsabilidad de los filtros de seguridad de los aeropuertos es en última instancia precisamente de la Guardia Civil, mas ante la falta de agentes de Aena, ésta firmó un acuerdo con Fomento e Interior a fin de contratar personal de seguridad privada para reforzarlos, explica El País. De la Serna no ha querido adelantar cuántos agentes de la guardia llevará al aeropuerto ni tampoco a cuánto ascenderán los costos de esta operación, pero sí ha dicho que, pese a que espera que el conflicto haya concluido para antes del lunes, la orden se hará efectiva desde antes, puesto que es cuando se tiene como fecha fija el inicio del paro total de labores. El viernes y domingo los empleados de Eulen han llamado a cuatro paros de una hora en los controles.

A día de hoy, este aeropuerto tiene a más de 300 agentes de la Guardia Civil, quienes supervisan las tareas de los vigilantes de los controles de seguridad, así como de gestionar conflictos e inspecciones, al igual que labores de vigilancia fiscal. La decisión de de la Serna representa un aumento de la presencia de efectivos de la Guardia Civil en la supervisión de filtros, a fin de asegurar que se cumplan las tareas y garantice la seguridad.

El funcionario también ha dicho que el Gobierno tramita desde ya los informes para realizar un laudo de arbitraje obligatorio para zanjar la huelga de una vez y por todas. Un laudo, indica El País, es una resolución que dicta el mediador al final del proceso de arbitraje, por lo que de la Serna espera recibir el apoyo de la Generalitat, que ejerce como mediador en este conflicto. La idea de la Administración es usar la figura del laudo a fin de obligar a los trabajadores a acudir a su puesto de trabajo y terminar así con la huelga y las colas.

“El escenario no es nada favorable para los próximos días, dados los precedentes que ya se han producido en relación con el comportamiento de los trabajadores, y me refiero al llamamiento del comité de instar a hacer cuantas más colas mejor, cuanto más daño mejor”, explicó el ministro. "Esto afecta a miles y miles de usuarios del aeropuerto, afecta a la imagen y daña una infraestructura de un aeropuerto como el Prat. Y además es una amenaza contra la seguridad y el orden público”.

A todo esto, la Generalitat ha remitido un requerimiento al comité de huelga a fin de que convoquen una nueva asamblea y una nueva votación en que los empleados alzen su voz sobre la propuesta que hizo el Gobierno catalán como mediadora en este frente. Dolors Bassa, consejera de Trabajo catalana, criticó fuertemente a este comite porque de las cuatro propuestas que podían votar los empleados, ninguna incluía lo presentado por la mediación.

De la Serna ha tildado de "inédito" el resultado de la asamblea de trabajadores de Eulen del jueves, en el que rechazaron las propuestas económicas pese a que éstas eran "muy favorables a los empleados". "Lo que se produjo ayer es una falta de respeto absoluta hacia la mediación y hacia las partes del conflicto”.

A esta reunión de crisis llegaron Ángel Gozado, General Jefe de la Guardia Civil de Cataluña, Enric Millo, delegado del Gobierno en Cataluña, José Manuel Vargas, presidente de Aena, y Sonia Corrochado, directora del aeropuerto en discordia. tras este primer acercamiento, el ministro se entrevistará con representantes de la Generalita y del Ayuntamiento de Barcelona.

Y a todo esto, la huelga de los trabajadores de Eulen se mantiene y el viernes se ha realizado un nuevo paro parcial que ocasionó colas entre las 5:00 y 6:00 de la mañana, la primera franja horaria en que los trabajadores decidieron pararse. Desde las 6:30 más o menos, las actividad han retomado su curso habitual. A media mañana, se realizó un nuevo paro, aunque el mismo apenas duró un par de minutos.

 

> MUNDIARIO te ofrece suscribirte a otros análisis de Política.