Buscar

¿Cómo reacciona la economía mundial cuando bajan los precios del petróleo?

En los cambios de tendencia al alza de la economía mundial juega un papel excesivamente importante el decrecimiento brusco y sostenido en el tiempo de la cotización del petróleo.

¿Cómo reacciona la economía mundial cuando bajan los precios del petróleo?
El petróleo en la economía mundial. / Mundiario
El petróleo en la economía mundial. / Mundiario

Firma

Sergio Pérez

Sergio Pérez

Licenciado en Economía por la Universidad de Zaragoza. Está al frente de la dirección editorial y la coordinación del área de consultoría económica de El Captor. Desarrolla su actividad profesional entre el sector docente y el asesoramiento a empresas y organismos públicos.

El precio del petróleo es, a priori, una de las variables con más poder de influencia en el desarrollo del PIB mundial. Un decrecimiento brusco y sostenido en el tiempo de la cotización del barril Brent puede ocasionar un cambio de la tendencia al alza en la economía mundial, del mismo modo que una escalada de los precios del petróleo puede ocasionar el efecto contrario, esto es, el colapso económico de la totalidad de la economía internacional. Pero, ¿esto es realmente así?

En la gráfica inicial se muestra la evolución interanual del PIB global a precios corrientes desde el año 1985. Observando los datos con atención se obtiene una curiosa conclusión; en 2015 la economía mundial sufrió el peor retroceso de los últimos 30 años, un 5,7% según datos del FMI, al mismo tiempo que la cotización del petróleo descendió también un 46% en el mismo ejercicio, la mayor bajada igualmente en términos nominales, del barril de crudo Brent para el periodo de análisis. ¿Cómo fue posible?

Por el “efecto arrastre” que la evolución de la cotización del petróleo ejerce en los precios generales de la economía, es decir, por la inflación que el aumento del petróleo provoca cuando sus precios evolucionan al alza, o por la deflación que se constata cuando los precios del crudo tienden a la baja. Y en 2015 esto fue así incluso aunque en términos reales la economía mundial no se contrajo finalmente, ya que, tal y como es sabido, en términos de volumen -cantidad producida- se expandió.

Por eso, si se analiza de nuevo el gráfico inicial, también puede apreciarse que el precio del petróleo se redujo drásticamente en 2009 -tras la escalada previa al comienzo de la crisis financiera internacional- pero entonces la economía mundial no creció ni en términos corrientes o nominales ni en términos reales, pudiendo concluir que la influencia del crudo no es la única que determina por completo la senda de la economía mundial.  Aún así, y dado que por los motivos anteriormente vistos existe una relación fuera de ninguna duda, ¿es comprensible, lógico, permisible, que las fluctuaciones de una variable -motivadas por razones que escapan al control  de la mayoría de la población- determinen de una manera crucial el devenir de la economía y de la sociedad internacional? Honestamente, debería responderse “no”.