Buscar

Rajoy vaticina que el PIB de España crecerá en un 2.7% para el presente año

El presidente ha explicado que el Consejo de Ministros aprobará esta nueva previsión al alza, confirmando las buenas sensaciones del FMI, el BBVA y el Banco de España.

Rajoy vaticina que el PIB de España crecerá en un 2.7% para el presente año
Mariano Rajoy durante la asamblea de la CEOE. / Twitter.
Mariano Rajoy durante la asamblea de la CEOE. / Twitter.

Firma

Héctor Antonio Morales

Héctor Antonio Morales

Formado en la Universidad Rafael Landívar de Guatemala, es un comunicador social que colabora en MUNDIARIO, donde también coordina el área de Política.

El presidente de Gobierno Mariano Rajoy ha asegurado que el Producto Interno Bruto (PIB) de España crecerá en un 2.7% para este año, superando el 2.5% vigente. Esta previsión deberá ser aprobada por el Consejo de Ministros la próxima semana. La decisión del Ejecutivo cae luego de haber registrado en los últimos días previsiones semejantes y a la subida que proclamó el Fondo Monetario Internacional (FMI), del BBVA y del Banco de España, que lo situaron en un 2.6%, 3% y 2.8%, respectivamente. El líder de Madrid ha explicado que estos datos positivos, que suman ya cuatro años en fila, se deben en gran parte a sus exitosas reformas. También advirtió que ahora mismo no se tolerará ningún retroceso ni pausa esas políticas.

Rajoy formó parte de los participantes del cierre del 40º aniversario de la asamblea de la patronal CEOE y aguantó hasta el final de su intervención desd ela tarima para explicar cómo aguantó la peor crisis económica de España hasta 2013, cuando el país enfrentaba cuatro años consecutivos de recesión, y compararlo con el escenario de hoy en día. El presidente rememoró cóm se destruyó el 10% de la riqueza del país, la pérdida de 3.800.000 de empleos, la caída en picada de 70.000 millones de euros en la recaudación pública, la amenaza de quiebra y rescate e incluso el récord de los 635 puntos que vivió en la primera de riesgo para julio de 2012, que se ha calificado como el peor momento desde asumió su actual puesto, explica El País.

Así, el jefe de Gobierno apuntó que el país pasó de un rescate por méritos propios y señaló que gracias a ello hoy en día hay mejores condiciones para salir de la crisis, especialmente considerando la pujanza del sector exterior, el de aquellas inversiones hechas por empresarios españoles desde otro país. Rajoy también celebró en este punto la gestión de la crisis en España, que recibe más halagos y cumplidos de otros países que de la misma España, señalando que eso se trata de una buena "base" para el corto plazo.

Así, Rajoy también dijo que ahora mismo no es momento para mirar atrás ni para reconsiderar las políticas que su Gobierno ha adoptado. El actual mandatario también dijo que no bajará la guardia ni caerá en los mismos errores que cayó el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero entre 2007 y 2009. También presumió de que "la situación ha cambiado mucho y para bien" y comprende que todas aquellas decisiones, especialmente las que favorecen el gasto público, no pueden repetirse.

"No se puede dar marcha atrás en las reformas porque han funcionado, no se puede desandar el camino de la recuperación, hay que seguir con las políticas reformistas, porque el mundo cambia día a día y no podemos quedarnos atrás", explicó. El jefe de Gobierno dijo a los empresarios que eso no quiere decir que la misión ya haya sido totalmente cumplida, por lo que su Administración se mantiene "prudente y realista", aunque eso no quita su optimismo para esta revisión al alza del PIB. Días antes, Luis de Guindos, ministro de Economía, dijo en una entrevista que el crecimiento podría llegar hasta el 3% para este año.

"Ni marcha atrás en las reformas ni freno en las nuevas reformas ni olvido a los que han vivido con dificultad", terminó Rajoy tras haber pedido todo su apoyo a empresarios y agentes sociales, con quienes se comprometió a aportar todo lo que pueda y sepa. España cuenta con una "oportunidad de entrar en una etapa de prosperidad si hacemos las cosas bien y no equivocamos las prioridades", despidió.