Buscar

La OMC multa a Boeing por subsidios ilegales y le declara la guerra a Trump

La Organización Mundial de Comercio ha entrado al coliseo en el que Estados Unidos y Europa vienen peleando desde hace meses. El fabricante de aviones deberá pagar USD 5.700 millones.

La OMC multa a Boeing por subsidios ilegales y le declara la guerra a Trump
Bandera de la OMC en Suiza.
Bandera de la OMC en Suiza.

Firma

Héctor Antonio Morales

Héctor Antonio Morales

Formado en la Universidad Rafael Landívar de Guatemala, es un comunicador social que colabora en MUNDIARIO, donde también coordina el área de Política.

Estados Unidos y Europa llevan meses en un intenso pique económico y comercial, y empresas como Google y Apple han recibido las balas perdidas en el Viejo Continente y Volkswagen y Deutsche Bank las del suelo estadounidense. Pero el pleito parece prometedor y por eso la Organización Mundial del Comercio (OMC) ha decidido entrar a la arena y se ha puesto, al menos de inicio, del bando europeo. El organismo internacional ha anunciado que impuso una multa sobre el fabricante de aviones Boeing por subsidios ilegales que asciende a los 5,700 millones de dólares (casi 5,400 millones de euros). Washington podría objetar esta decisión pero en Bruselas ya anticipaban esta victoria desde hacía mucho.

"La decisión de la OMC es un importante victoria para la Unión Europea y su industria aeronáutica", avisó Cecilia Malmström, comisionada continental de comercio. El ente con sede en Ginebra considera fuera de toda ley los subsidios que pasan los 5,000 millones de euros de Washington al fabricante de aviones. La capital de Estados Unidos ofrecía esas ayudas fiscales hasta 2040, con vínculos a la fabricación de su modelo 777X, con la única condición de que se fabricara en ese Estado y sin permitir la utilización de piezas manufacturadas en otros países. "Esperamos que Estados Unidos respete las reglas y elimine esos subsidios sin ningún retraso", dijo Malström. Trump asoma en el umbral con su América sobre todos.

Esta resolución es un nuevo episodio en el fuego cruzado que se sostiene en las dos orillas del Atlántico. Tanto Washington como Bruselas se han acusado mutuamente de subvencionar la aviación comercial desde 2004, cuando Estados Unidos puso el dedo a la UE por sus subsidios ilegales a la neerlandesa Airbus. Este fuego cruzado va más alla: la OMC consideraba hace un par de meses que Airbus violó el dictamen que obligaba a retirar las ayudas por el A380. Estos dos casos son sólo otros de la lista que todavía queda por resolver, como por ejemplo el caso de las ayudas que la Nasa le ha dado a la I+D y el Departamento de Defensa de Estados Unidos al fabricante de su país, programado para el año entrante.

La UE pretendía declarar ilegales 8.700 millones de dólares, aunque al final se quedaron en 5,700 millones. El 777X tiene ya hasta 300 pedidos de aerolíneas como Emirates Airlines y algunos europeos como Lufthansa, los cuales se quedarían en un punto muerto si la OMC obliga al fabricante a cambiar las condiciones de los contratos. Con Donald Trump a poco más de un mes y medio para convertirse oficialmente en el nuevo presidente de los Estados Unidos, esta saga podría vivir capítulos más pesados. Los analistas especulan que el magnate podría desatar una auténtica guerra comercial que podría ir más alla de la industria aeronáutica y desenlazar en el alza de los aranceles. Ya en septiembre Washington había acusado a Europa de "desobedecer" los estatutos de Ginebra. Con Trump al mando, las acusaciones podrían subir de tono.@hmorales_gt