Buscar

Las grandes empresas tienden a adaptar su comunicación a la era de internet

Desde el sector financiero se está abriendo paso la sala de comunicación de Abanca, que en varios aspectos es vanguardista en España. Incluye tanto noticias –con vídeos e imágenes– como documentos y banco de datos.

Las grandes empresas tienden a adaptar su comunicación a la era de internet
Oficina de empresas de Abanca. / Mundiario
Oficina de empresas de Abanca. / Mundiario

Firma

Redacción

Redacción

Análisis de MUNDIARIO. Síguenos en Twitter @mundiario.

Las empresas españolas fueron pioneras en la comunicación organizacional y en el despegue de las salas de prensa on line. De hecho, las principales firmas potenciaron en los últimos años sus salas de prensa on line con un paulatino avance hacia la comunicación 2.0., señal de que tienden a adaptar su comunicación a la era de internet. Según Berta García Orosa, autora del informe Los gabinetes de comunicación on line de las empresas del Ibex 35, la inversión de las entidades en las salas de prensa on line es importante y responde al espíritu recogido en los informes y observatorios de la comunicación durante las últimas décadas pero no supone, por el momento, un cambio de flujos de información ni grandes modificaciones en el discurso transmitido.

Las características de internet y el modelo ideal de comunicación con los medios están dibujados y poco a poco las empresas españolas avanzan en algunos de ellos. La hipertextualidad y la multimedialidad registran avances en los últimos años pero permanece como materia en desarrollo la comunicación con los públicos, concluye esta autora. En España, casi 7 de cada 10 directores de comunicación creen que el principal reto al que debe hacer frente su disciplina tiene que ver con dominar la evolución digital y la web. La gestión del entorno digital es ahora uno de los principales temas estratégicos, según se recoge en el European Communication Monitor (ECM-2011).

La muestra analizada por la mencionada autora está constituida por las empresas incluidas en el Ibex 35 que en el período estudiado eran las siguientes: Abertis, Acciona, Acerinox, ACS, Amadeus, Arcelormit, Popular, Sabadell, Santander, Bankinter, BBVA, BME, Caixabank, Día, Ebro, Foods, Enagas, Endesa, FCC, Ferrovial, Gas Natural, Grifols, IAG, Iberdrola, Inditex, Indra, Jazztel, Mapfre, Mediaset, OHL, R.E., Repsol, Sacyr, Tec. Reunidas, Telefónica y Viscofan. Pero no sólo en el entorno del Ibex 35 se dan experiencias positivas. Desde el sector financiero, por ejemplo, se está abriendo paso la sala de comunicación de Abanca, que en varios aspectos es vanguardista en España. Incluye tanto noticias –con vídeos e imágenes– como documentos y banco de datos.

La tendencia señala una preocupación por la comunicación con los nuevos públicos, un incremento de los recursos hipertextuales y multimedia pero una menor aproximación a la conversación real con los públicos en internet, según el mencionado análisis referido al Ibex 35. Sin duda, desde el año 2000, el correcto empleo de las TIC se destapa como uno de los principales objetivos de los gabinetes de comunicación. Sin embargo, la implementación de una estrategia específica para la red dentro del plan de comunicación y la creación de espacio en la web fue paulatina como indican los diferentes estudios e informes sectoriales realizados en España en las últimas décadas. En este tiempo, los gabinetes de comunicación empresariales influyeron no sólo en el devenir de la comunicación organizacional sino, en buena medida, en el avance del periodismo en la red a través de su influencia en la agenda mediática, explica también Berta García Orosa. Su hipótesis principal señala el gran desarrollo de las salas de prensa on line y su adaptación a la hipertextualidad y multimedialidad pero, en menor medida, a la interactividad y actualización.

 

El despegue de la comunicación
La transición de la dictadura a la democracia y, sobre todo, la década de los 80 del pasado siglo definen los dos momentos de despegue de los gabinetes de comunicación en todos los sectores y, de modo particular, en el mundo empresarial. Poco a poco, las empresas pasaron del oscurantismo y el silencio sobre su gestión a la imprescindible comunicación de la misma. Primero a través de los departamentos de marketing y de publicidad y, paulatinamente, con la creación de gabinetes de comunicación responsables de la gestión integral de la comunicación, intentan crear una imagen positiva sobre su entidad ante sus diferentes públicos. Cada vez más vinculados a la dirección de las empresas, los directores de comunicación fueron asumiendo responsabilidades y nuevos retos entre los que se encuentra la comunicación con unos públicos aparentemente más activos gracias a la irrupción de las redes sociales en los últimos años.