Buscar

Google busca la forma de ganar su lucha con Bruselas

El gigante de las búsquedas enfrenta una batalla cuesta arriba contra la multa antimonopolio de € 2.400 millones que le impuso la UE.

Google busca la forma de ganar su lucha con Bruselas
Google. / RRSS
Google. / RRSS

Firma

Armando Diéguez

Armando Diéguez

Periodista guatemalteco formado en Ciencia Política y Literatura. Escribe en MUNDIARIO. Twitter: @mundiario

En su enfrentamiento con los policías de la competencia de Bruselas, las probabilidades de ganar se complican. Eso no significa que el juego haya terminado para, Google, el gran titán de tecnología de California. Por ahora, la compañía está sopesando apelar la imponente multa antimonopolio de 2.400 millones de euros impuesta por la Comisión Europea a finales del mes pasado.

Mientras que el precedente no da mucho combustible a las esperanzas de apelación que tiene  Google para obtener una suspensión, los escépticos aseguran que este caso ofrece suficientes huecos legales y potencialmente políticos para que Google pueda vencer las probabilidades de Bruselas.

Estas personas invocan, como seguramente lo hará Google si se impugna la multa, el auge de Amazon como prueba de que los mercados son saludables. Dicen que el producto de compras en línea de Google, el tema de la ira de la Comisión, no es una amenaza para la competencia y no ha dañado a ningún consumidor.

Las conversaciones sobre la liquidación que precedieron a la decisión y la renuencia de la anterior Comisión a proseguir con una multa sugieren también que el caso no es tan blanco como Bruselas insiste. Cambios recientes en la corte de apelaciones que escucharían la apelación también hacen que la perspectiva de una revocación sea menos improbable de lo que parece.

Las apuestas son altas para ambos contendientes. La decisión de la Comisión podría obligar a Google a renunciar a algunos de sus ingresos de búsqueda en Europa y, lo que es más importante, limitar su capacidad de empujar a nuevas áreas como viajes o búsqueda por voz. Para la Comisión, la victoria lo consagraría como el sheriff regulador del mundo para la economía digital.

La derrota perjudicaría su reputación, devastaría la moral de la institución europea, incluyendo posiblemente la de la comisaria europea de la competencia, Margrethe Vestager.

 

MUNDIARIO te ofrece suscribirte a otros análisis de Economía