Buscar

El Gobierno toma el control del presupuesto catalán

La Comunidad deberá comunicar todos los créditos pendientes justificando que ningún dinero irá destinado a cubrir gastos relacionados con el referéndum del 1-O.

El Gobierno toma el control del presupuesto catalán
Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda. / Twitter
Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda. / Twitter

Firma

Tatiana Ferrin

Tatiana Ferrin

Periodista hispano-venezolana con 10 años de experiencia en medios digitales. Ha trabajado para diarios de Venezuela y Miami (Florida, EE UU).

El Gobierno ha tomado el control efectivo de los pagos de la Generalitat de Cataluña, tal y como ha acordado la Comisión Delegada para Asuntos Económicos. Se trata de un nuevo mecanismo de control que constriñe la capacidad del Gobierno catalán de hacer uso de su propio presupuesto.

Según el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, con esta decisión se asegura que todos los proveedores de la Generalitat cobrarán en plazo con la garantía del Estado. En definitiva, el Estado "sustituye a la Comunidad Autónoma en la mayoría de los pagos" lo que incluye las nóminas de los funcionarios, los pagos a la dependencia y las transferencias de ayudas a las familias, recoge El Mundo.

Con esta decisión, las facturas irán directamente al registro de facturas de Hacienda y a continuación se pagará directamente al proveedor. Esto afecta a los fondos de recursos de financiación autonómica que recibe Cataluña, los cuales se elevan aproximadamente a 1.400 millones euros al mes.

Además, se requiere al presidente Carles Puigdemont para que en 48 horas comunique un acuerdo de no disponibilidad de su presupuesto. La Comunidad deberá comunicar también todos los créditos pendientes justificando que ningún dinero irá destinado a cubrir gastos relacionados con el referéndum del 1-O y el proceso independentista.

Estas medidas excepcionales se toman con base en la disposición adicional primera de la Ley de Estabilidad Presupuestaria. De acuerdo a Montoro, el Gobierno ha adoptado estas medidas porque "ya no puede confiar en las autoridades de la Generalitat".

El Ministro ha aclarado que el mecanismo no afecta al desarrollo de las competencias de la Comunidad de Cataluña, pero sí asegura que el dinero no irá para ninguna actividad ilegal. Montoro se muestra convencido de que la Generalitat cumplirá con estas exigencias porque de lo contrario tendrá que explicar a sus ciudadanos por qué no llega el dinero.

La Generalitat remitió el miércoles una carta al Ministerio de Hacienda para anunciar que no enviaría informes semanales sobre sus gastos. En el decreto por el que se estableció la obligación semanal de rendir cuentas, el Gobierno impuso un modelo de control de gastos por el que semanalmente los interventores y responsables económicos de cada departamento y de todas las entidades públicas con capacidad de gasto debían certificar ante Hacienda no haber iniciado ningún expediente de inversión en los preparativos del referéndum soberanista.

 

MUNDIARIO te ofrece suscribirte a otros análisis de Economía.