Buscar

El FMI alerta de la creciente e imparable desigualdad en toda Latinoamérica

El Fondo reporta que es necesario crear nuevas políticas fiscales y transferencias de recursos a fin de redistribuir adecuadamente la riqueza y combatir la preocupante desigualdad.

El FMI alerta de la creciente e imparable desigualdad en toda Latinoamérica
Edificio del FMI en Washington.
Edificio del FMI en Washington.

Firma

Héctor Antonio Morales

Héctor Antonio Morales

Formado en la Universidad Rafael Landívar de Guatemala, es un comunicador social que colabora en MUNDIARIO, donde también coordina el área de Política. Twitter: @mundiario

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha advertido a muchos países de la necesidad de redistribuir la riqueza mediante nuevas políticas fiscales y transferencias de recursos en varios países de América Latina. La organización ha dicho que es precisamente América Latina la región más desigual del globo.

Pese a que la desigualdad global ha mermado en las últimas décadas a raíz de la escalada de economías emergentes como China e India, la desigualdad de las naciones también ha crecido. Ese crecimiento se da incluso en potencias ya establecidas, como Estados Unidos y China, nada menos, explicó el Fondo, que esta semana celebra sus reuniones de Otoño en Washington D.C.

De igual forma, el FMI reportó que la inequidad excesiva podría condicionar el ritmo del crecimiento económico, así como polarizar la política. "Transferencias e impuestos progresivos son componentes clave de una redistribución fiscal eficiente", reza el reporte del Monitor Fiscal del FMI. "La teoría impositiva óptima sugiere tasas impositivas mayores que las actuales para los (contribuyentes) de ingresos más altos", añade el mismo texto.

Esta aseveración del FMI parece una alusión contra la nueva propuesta fiscal que encarrila el Gobierno de Estados Unidos, encabezado por Donald Trump, la cual incluye fuertes recortes en la contribución de granes compañías y personas acaudaladas.

De igual forma, los chicos de Christine Lagarde apuntaron que las tasas impositivas personales más elevadas en las naciones ricas de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) han disminuido hasta el 35% para 2015. En 1981, las mismas tasas tenían un promedio del 62%.

El FMI, que se reunirá con el Banco Mundial esta semana en el marco de su encuentro semestral de funcionarios globales, instó también a promover un crecimiento más inclusivo en un momento de incertidumbre para muchos de los países más ricos del mundo.

En el mismo informe, el Fondo asegura que el declive en la desigualdad generalizada en el planeta durante estas últimas tres décadas a raíz de la globalización y los avances tecnológicos ocultaba también serios problemas dentro de muchos países, algunos ocasionados por los mismos factores. En ese mismo lapso, en el 53% de los países la tasa de desigualdad ha mermado también sus ingresos, cierra el reporte.