Buscar

Facebook enfrenta una millonaria multa por usar información de sus usuarios sin permiso

La Agencia Española de Protección de Datos ha sancionado a la compañía de Mark Zuckerberg con 1,2 millones de euros por vulnerar la normativa local.

Facebook enfrenta una millonaria multa por usar información de sus usuarios sin permiso
Facebook. / RR SS
Facebook. / RR SS

Firma

Ibed Méndez

Ibed Méndez

Periodista venezolana licenciada en Comunicación Social, mención audiovisual. Escribe en MUNDIARIO. Twitter: @mundiario

Facebook enfrenta una nueva multa impuesta en su contra. Esta vez, por utilizar los datos sensibles de sus usuarios sin permiso. La Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) ha sancionado a la compañía de Mark Zuckerberg con 1,2 millones de euros por vulnerar la normativa local, tras comprobar que la plataforma “recopila, almacena y usa datos con fines de publicidad” sin el consentimiento de los registrados.

Según la AEPD, basándose en la Ley Orgánica de Protección de Datos de España, Facebook, ha estado cometiendo infracciones “muy graves”, al apropiarse de los datos sobre ideología, sexo, creencias religiosas, gustos personales o navegación de sus seguidores, para luego sacar provecho de ellos por medio de anuncios publicitarios. Asimismo, en el comunicado expuesto se explica que la red social habría estado analizando las reacciones a publicaciones mediante fórmulas matemáticas, para conocer los lugares donde han estado las personas y negociar con esta información personal. "La red social usa datos especialmente protegidos con fines de publicidad (...), sin obtener el consentimiento expreso de los usuarios como exige la normativa de protección de datos", señala el informe.

El organismo ha asegurado que ha estado investigando a Facebook desde el 2014 y que su investigación permitió concluir que la firma de Zuckerberg “no informa a los usuarios de forma exhaustiva y clara sobre los datos que va a recoger y los tratamientos que va a realizar con ellos, sino que se limita a dar algunos ejemplos. En particular, la red social recoge otros datos derivados de la interacción que llevan a cabo los usuarios en la plataforma y en sitios de terceros sin que estos puedan percibir claramente la información que Facebook recoge sobre ellos ni con qué finalidad la va a utilizar”.

Por su parte, Facebook, ha respondido a la demanda y ha anunciado que recurrirá a la decisión, con la cual “respetuosamente discrepa”. “Como le dejamos claro a la AEPD, los usuarios escogen la información que quieren agregar en sus perfiles y compartir con otros, como su religión. De todas maneras, no usamos esta información para dirigir publicidad hacia las personas”, destacó la compañía en un comunicado, en el que además asegura “cumplir con la ley de protección de datos de la UE”.

 

 

MUNDIARIO te ofrece suscribirte a otros análisis de Economía.