Buscar

Estados Unidos y China todavía podrían reñir a causa del comercio

La buena relación del presidente Trump con Xi Jinping podría tener problemas con el comercio más pronto de lo que se cree.

Estados Unidos y China todavía podrían reñir a causa del comercio
Donald Trump y Xi Jinping. / RRSS
Donald Trump y Xi Jinping. / RRSS

Firma

Armando Diéguez

Armando Diéguez

Periodista guatemalteco formado en Ciencia Política y Literatura. Escribe en MUNDIARIO. Twitter: @mundiario

Donald Trump acusó a las prácticas comerciales de China durante su campaña por la Casa Blanca. Pero cuando se reunió con el presidente chino Xi Jinping en abril, expresó entusiasmo por su incipiente relación, aunque con una nota de precaución. "Una tremenda buena voluntad y amistad se ha formado, pero sólo el tiempo dirá sobre el comercio", escribió Trump en aquella ocasión.

Su administración incluso manifestó que serían cien los días para que las dos economías más grandes del mundo avanzaran en las conversaciones. El plazo se vence el próximo domingo. Las primeras concesiones de China en carne de res y servicios financieros de Estados Unidos mostraron un buen progreso inicial, pero las perspectivas no son prometedoras, según la opinión experta de los analistas.

El mayor desafío, a los ojos de Trump, es el enorme déficit comercial con China, unos $310 mil millones el año pasado. El presidente sostiene que la brecha entre las importaciones chinas y las exportaciones estadounidenses es evidencia de que China perdió empleos en la industria manufacturera. Y es cada vez más grande. El déficit se amplió en los primeros tres meses de 2017 con respecto al trimestre anterior.

Hay cientos de cuestiones que aún deben resolverse entre los Estados Unidos y China. Las empresas todavía se quejan de las altas barreras de entrada al mercado chino, además de que la decisión de Trump de vincular el comercio a la voluntad de China de proteger a Corea del Norte también está afectando la relación.

Los Estados Unidos han demostrado que están preparados para actuar si China y otros países no dejan de ayudar al régimen norcoreano. Ya ha sancionado a un banco chino y a otras entidades, algo que ha irritando a Pekín. Los expertos creen que la administración Trump pronto podría hacer movimientos similares contra muchas más empresas chinas.

 

MUNDIARIO te ofrece suscribirte a otros análisis de Economía