Buscar

España retoma la senda del crecimiento

De cara a 2017, pese a la incertidumbre de los efectos del Brexit, Mariano Rajoy está convencido de que España podrá elevar al 2,7% la previsión inicial de crecimiento para este ejercicio, que era del 2,5%.

España retoma la senda del crecimiento
Mariano Rajoy.
Mariano Rajoy.

Firma

José Luis Gómez

José Luis Gómez

Fundador y editor de MUNDIARIO, también es columnista de la agencia Europa Press. Tertuliano de TVG y Radio Galega, colabora en La Región. Dirigió Capital, Xornal y La Voz de Galicia. Ex director editorial de Grupo Zeta. Autor del libro Cómo salir de esta. Coeditor del Anuario del Foro Económico de Galicia. Twitter: @J_L_Gomez

Mariano Rajoy, presidente del Gobierno, en horas bajas en los asuntos de corrupción, saca en cambio pecho en cuanto al crecimiento español. Este año, pronostica, España crecerá al menos un 2,5% y las previsiones para 2018 y 2019 también “son buenas”. Su nueva previsión apunta al 2,7%, a pesar del Brexit. Al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, que gobierna con mayoría absoluta, revalidada tres veces en las urnas, también le basta con aferrarse a los datos de crecimiento económico de Galicia difundidos por el Instituto Galego de Estatística (IGE), que alumbraron un crecimiento provisional del 3,1 por ciento” en 2016, “el mayor de los últimos nueve años”. Su análisis todavía podría ser más optimista con los datos del INE sobre la economía gallega, que creció un 3,4% en 2016, más que la media (+3,2%). El también líder del PP de Galicia resalta que esta comunidad acabó en 2016 creciendo “más que España” y superando a países de la eurozona como Portugal, Francia, Italia o Reino Unido, entre otros.

Pedro Puy, portavoz parlamentario del PP, subraya el “buen comportamiento” de la economía y el empleo en Galicia durante 2016, lo que en su opinión desmonta los argumentos de los grupos de la oposición. Puy afirma que las cuentas de 2017 constatan que se ha llegado al “fin de la recesión” y que Galicia tiene un “crecimiento razonablemente sano”.

Manuel Lago, diputado de En Marea –la segunda fuerza política de Galicia, aunque igualada con el PSdeG - PSOE–, no lo ve tan claro. Así, denuncia que el número de expedientes de regulación de empleo creció en Galicia en el último año, a diferencia de lo que ocurrió en el ámbito español, donde este tipo de situaciones disminuyeron en cuantía. “Un dato no hace tendencia” y la economía gallega está “en verde”, replica el conselleiro de Economía, Francisco Conde. Pero Lago sostiene que, según las propias previsiones que hace la Xunta, la economía crecerá en 2017 por debajo de 2016, con lo cual el Gobierno daría así por finalizada la “brevísima fase expansiva del ciclo económico” y anticiparía “la vuelta al crecimiento débil”.

El progreso económico no llega a todos, como lo demuestran el incremento de las desigualdades socioeconómicas, la incertidumbre, la pobreza y las diferencias sociales

La vuelta al crecimiento coloca a España en los niveles de riqueza de los años de su última bonanza económica, a finales de la última década; por tanto, con un PIB actual similar al de diez años antes. Pero ese progreso económico no llega a todos, como lo demuestran las estadísticas que señalan el incremento de las desigualdades socioeconómicas, del mismo modo que subrayan la incertidumbre, la pobreza y las diferencias sociales, tras rebajarse los servicios públicos para los más débiles.

Más allá de las diferencias entre los partidos –algo habitual en cualquier democracia–, puede haber un ámbito de consenso asegurado: el de la financiación autonómica, al menos entre el PP y el PSOE. De hecho, uno de los retos para esta legislatura es el establecimiento de un sistema de financiación para Galicia que pondere los costes de una población envejecida y su dispersión, para lo cual populares y socialistas pactaron la designación del experto de Galicia sobre financiación autonómica, en favor del catedrático de la Universidade de Vigo Santiago Lago. A mayores, el Gobierno del PP tendrá que ir peleando por los fondos europeos que llegarán a partir de 2020.

En su aportación al debate que contribuirá a definir el nuevo modelo de financiación de las comunidades autónomas, el portavoz del grupo socialista en el Parlamento, Xoaquín Fernández Leiceaga, parte de considerar como criterios básicos “la estabilidad, la solidaridad o la corrección de los desequilibrios”, que permitirían reforzar el sistema con 10.000 millones de euros adicionales, de los que Galicia obtendría en torno a 700, “esto es, el 7%”.

Ana Pontón, reelegida en la asamblea de A Coruña portavoz nacional del BNG con el 98,23 % de los votos, cree que "la izquierda clásica pasó de la defensa de las condiciones de vida de las clases populares a la entusiasta defensa del sistema capitalista”, con lo cual “dejó el campo abierto a nuevos fenómenos políticos, que en unos casos son totalmente inocuos para el sistema y, en otros, como la extrema derecha, muestran su cara más agresiva y peligrosa”. @J_L_Gomez