Buscar

La escalada en Cataluña disparó por seis las peticiones de liquidez al BCE

La incertidumbre en que Carles Puigdemont ha dejado su proyecto independentista han alterado las subastas del Banco Central Europeo, que recibió solicitudes de efectivo por hasta 21.343 millones de euros

La escalada en Cataluña disparó por seis las peticiones de liquidez al BCE
Sede del Banco Central Europeo. / RRSS
Sede del Banco Central Europeo. / RRSS

Firma

Héctor Antonio Morales

Héctor Antonio Morales

Formado en la Universidad Rafael Landívar de Guatemala, es un comunicador social que colabora en MUNDIARIO, donde también coordina el área de Política. Twitter: @mundiario

El avance independentista de Cataluña ha golpeado fuertemente a las empresas locales, pero especialmente a los bancos, como el Sabadell y CaixaBank. La prueba de esta situación quedó reflejada el martes de esta semana durante la subasta semanal del Banco Central Europeo (BCE), que recibió peticiones de parte de los bancos de la Eurozona por un valor de hasta 21.343 millones de euros, es decir, 5,6 veces más de lo reportado la semana pasada, cuando se solicitó efectivo por valor de 3.240 millones.

Pese a que los bancos pueden resguardar su identidad para estas peticiones, lo más probable es que los dos bancos catalanes sean los responsables de tremendo repunte. "El resto de entidades no están pidiendo dinero porque sobra con lo que entra de los depósitos, y en Europa no debería haber cambios frente a la tendencia de las últimas semanas", cita El País a expertos en el mercado de divisas. De acuerdo a datos del BCE, 33 bancos extendieron peticiones de dinero aunque no se sabe el monto total.

Los datos supondrían que las autoridades bancarias creen que podrían seguir adelante con las retiradas de efectivo a pesar del traslado de ambas entidades a otras ciudades de España, alarmadas por el desafío independentista.

Bendición de las agencias de calificación

Con todo y la tensión de liquidez que sufren algunas organizaciones, las agencias de calificación crediticia, como las prestigiosas Standard & Poor´s y Moody´s, han comunicado que ambos mantienen la nota de los bancos españoles con todo y el riesgo cada vez más fuerte de un abrupto cambio de dirección en vistas de la escalada en Cataluña.

"Pensamos que los bancos están generalmente bien equipados para manejar las preocupaciones de los clientes y ofrecer soluciones para garantizar la estabilidad del negocio y retener a los clientes, por ejemplo, reordenar negocios fuera de Cataluña", explica el comunicado de S&P.

Esta agencia estima que Cataluña se mantendrá en España y espera que los bancos nacionales sean capaces de administrar los desafíos que surgen a raíz del aumento de los riesgos políticos, dos factores a los que se aferra S&P para justificar su decisión.