Buscar

El empleo y la desigualdad: el 96% de los nuevos desempleados son mujeres

De las 7.255 personas desempleadas que se registraron el mes pasado, unas 6.969 eran mujeres. Con esto, queda muy claro que no solo cobramos menos que los hombres, sino que ellos tienen muchas más posibilidades de tener empleo.

El empleo y la desigualdad: el 96% de los nuevos desempleados son mujeres
Mujer desempleada. / Diariofemenino.
Mujer desempleada. / Diariofemenino.

Firma

Valeria M. Rivera Rosas

Valeria M. Rivera Rosas

Licenciada en Comunicación Social, mención Periodismo Impreso. Graduada de la Universidad Privada Dr. Rafael Belloso Chacín de Venezuela. Escribe en MUNDIARIO, donde es coordinadora general. Twitter: @mundiario

La desigualdad entre géneros es un problema que España no ha sabido abordar, especialmente en el sector laboral que el mes pasado registró a unos 7.255 desempleados, de los cuales unas 6.969 eran mujeres, es decir, el 96%. Alargando la brecha entre empleo y estabilidad para el género femenino en donde no suelen gozar de buenos beneficios a pesar de llevar el mismo empleo que los hombres.

Es interesante apreciar cómo en casi todos los sectores el desempleo bajó, excepto en el de servicio, en donde la mayoría de los trabajadores son mujeres, por lo tanto, estas fueron las más afectadas por culpa de los vaivenes de la temporalidad.

¿Por que ocurre esto? Tal vez las mujeres se han acostumbrado o quizás gran parte se debe a que la sociedad las empuja hasta el punto de optar por otras opciones. Gran parte de la población femenina prefiere los contratos a media jornada movidas por diversos motivos: ganan menos que sus parejas, tienen hijos o no es el empleo que desean pero recurren a él para poder sustentarse. La mayoría de estos contratos se dan en trabajos tachados como masculinos en donde entran las ingenieras o la construcción. Asimismo, uno 30% de las mujeres con hijos tienen contratos detallados por horas para poder dedicarse a sus familias y que sus empleos no consuman todo su tiempo.

Como si no fuera suficiente, este tipo de empleos por contratos dificultan que ellas disfruten de servicios o beneficios adicionales que la empresa pueda ofrecer, ganan mucho menos que los hombres y mientras estén en esa categoría, las compañías no están obligadas a promoverlas.

En términos generales, ellos suman unos 1.465.663 desempleados; mientras que ellas llegan hasta los 2.008.618. Un desequilibrio que sin duda, dificulta el avance de toda una sociedad. @mundiario