Buscar

Cinco datos curiosos de los billetes del Euro, la divisa única de la UE

Los billetes de todas las denominaciones esconden una serie de peculiaridades que los distinguen entre sí y de otras divisas.

Cinco datos curiosos de los billetes del Euro, la divisa única de la UE
Imagen de billetes de euro, la divisa de la UE.
Imagen de billetes de euro, la divisa de la UE.

Firma

Héctor Antonio Morales

Héctor Antonio Morales

Formado en la Universidad Rafael Landívar de Guatemala, es un comunicador social que colabora en MUNDIARIO, donde también coordina el área de Política. Twitter: @mundiario

El euro es a día de hoy una de las monedas más poderosas de todo el mundo. La divisa única de la Unión Europea cuenta con una serie de características que le hacen única en el globo, desde su diseño hasta sus denominaciones. A continuación, cinco datos curiosos del euro:

1- Su símbolo

La E atravesada por dos franjas es el emblema principal de la divisa. El símbolo es una combinación de la letra épsilon, del alfabeto griego (el equivalente a la E) de hoy en día, y las dos franjas horizontales que la atraviesan representan la igualdad y estabilidad que promueve el proyecto europeo.

2- Nada de retratos

Este es el principal factor diferenciador de esta divisa en relación a casi cualquier otra del mundo. Los billetes del euro no tienen ningún retrato como parte de su diseño, algo llamativo pues en la mayoría de países se pinta el rostro de antiguos gobernantes o héroes nacionales en los mismos. No obstante, Robert Kalina, el encargado de diseñar los billetes, optó por no trazar ningún rastro precisamente para que el euro se distinguiera de los demás y para representar en igualdad a todos los que los usaran.

3- Puentes inexistentes

Si no hay ningún rostro en estos papeles de moneda, entonces debe haber algo más que decore los mismos. Pues los distintos billetes están decorados con dibujos de edificios y ventanas, e incluso puentes. No obstante, los puentes son ficticios, es decir, el diseñador no se inspiró en ningún puente específico para hacer sus adornos, sino que trazó puentes según su imaginación, ahorrándose así celos entre países.

4- ¿Por qué no hay billetes de 1 y 2 euros?

La divisa empezó a circular en 2002 y durante su primer lustro de vida se exigió al Banco Central Europeo que empezara a imprimir y circular billetes de menor denominación de los 5 euros, que es la más baja hasta hoy en día. No obstante, el banco con sede en Frankfurt rechazó la propuesta asegurando que producir un billete de 1 o 2 euros valía más que los mismos billetes.

5- Dispositivo de rastreo

Cada billete está formado una letra inicial y hasta 11 dígitos, con los cuales se puede adivinar el país de origen. Además, si se reemplaza la letra por su posición en el abecedario (es decir, A=1; B=2; C=3, etc.) y se le suman los demás dígitos, se obtendrá un valor que, en caso de ser múltiplo del 9, delatará que el billete es verdadero.