Buscar

Cuba ha vuelto a exportar a los Estados Unidos tras 50 años de embargo

Aprovechando un agujero negro abierto por las políticas de Barack Obama, una empresa estadounidense compró 40 toneladas de carbón vegetal a una cooperativa instalada en la isla.

Cuba ha vuelto a exportar a los Estados Unidos tras 50 años de embargo
La Habana, Cuba.
La Habana, Cuba.

Firma

Héctor Antonio Morales

Héctor Antonio Morales

Formado en la Universidad Rafael Landívar de Guatemala, es un comunicador social que colabora en MUNDIARIO, donde también coordina el área de Política. Twitter: @mundiario

Tras 50 años de no dirigirse la palabra, Cuba exportará en este mes un producto propio a los Estados Unidos. Una empresa norteamericana compró 40 toneladas de carbón vegetal a una cooperativa de la isla.

Pese a que el embargo comercial a los negocios con Cuba continúa vigente, una órden ejecutiva de Barack Obama posterior al reinicio de las relaciones diplomáticas en 2014 permite que particulares y cooperativas cubanas (el Estado no cuenta) puedan exportar sus productos a tierras norteamericanas.

La cooperativa venderá el carbón a un empacador local y este a su vez se lo venderá a la agencia estatal CubanExport para mandarlo a su cliente. La miel y el café también están entre los productos que se exportarán en el futuro.

El carbón vegetal se hace en hornos artesanales con madera de marabú, que con su dureza y espinas ha dañado el campo cubano y la riqueza del mismo.

Anualmente Cuba vende entre 40.000 y 80.000 toneladas anuales de este carbón a poco menos de una docena de países. La empresa estadounidense que ha hecho este pedido está a nombra de Scott Gilbert, el abogado a cargo del expediente del contratista Alan Gross cuando estuvo en la cárcel en la isla con acusaciones de espionaje.

La fecha de llegada a Estados Unidos es el 18 de enero, justo dos días antes de que Donald Trump tome posesión como presidente. Será el último hito simbólico con todo y lo sencillo de la transición, del proceso de acercamiento entre La Habana y Washington impulsado por Obama. Es una incógnita si el empresario apoyará la expansión de las relaciones comerciales, pues durante su campaña siempre fue muy severo con Obama por sus movimientos conciliadores con los Castro.

Lo cierto es que a los caribeños les urge hacer negocios con el gigante norteamericano. Su principal socio, Venezuela, está hundido en una crisis tan profunda que se ha llevado consigo a la economía cubana, que ha sufrido una recesión del 0.9% el año pasado, por lo que no ve otra opción que pedir ayuda a otros países. "Es preciso superar la mentalidad obsoleta llena de prejuicios contra la inversión foránea", dijo Raúl Castro. La venta de carbón a Gilbert es un ejemplo de los obstáculos internos en Cuba para los negocios con Estados Unidos. De acuerdo a los medios oficiales cubanos, por una venta que no pasa de los 17.000 dólares las negociaciones tomaron un largo tiempo.

Las contradicciones dejan en una encrucijada la apertura comercial que preconiza Castro. El año pasado se anunció que un empresario cubanoamericano instalaría una planta de ensamblaje de tractores en el Puerto de Mariel, una zona en la que las autoridades apuntan a convertir como el gran epicentro del desarrollo. Meses después, el Gobierno se retractó y canceló el proyecto. Se estima que la isla requiere al menos 2.500 millones de inversión extranjera al año, pero para el presente el Ministerio de Economía ha advertido de que la participación extranjera "continuará siendo muy baja". @hmorales_gt

 

ADVERTISEMENT