Buscar

La crisis del Popular supone un deterioro de más de 300 millones para la Fundación Barrié

La entidad recibió un 8% del Banco Popular a cambio del 42% que tenía en el antiguo Banco Pastor, que dominaba por completo con el apoyo de otros accionistas de su confianza. Ahora languidece, dejando en la historia el que fue el mayor imperio económico de Galicia.

La crisis del Popular supone un deterioro de más de 300 millones para la Fundación Barrié
Sede del Banco Pastor, en A Coruña.
Sede del Banco Pastor, en A Coruña.

Firma

Redacción

Redacción

Análisis de MUNDIARIO. Síguenos en Twitter @mundiario.

La crisis del Banco Popular –en proceso de venta ante una improbable recapitalización– podría suponer un deterioro de más de 300 millones de euros para la Fundación Barrié, según estimaciones de MUNDIARIO.

La situación, ahora más crítica que nunca, en realidad no es nueva. Desde la opa amistosa por parte del Banco Popular sobre el Banco Pastor, de octubre de 2011, y el posterior acuerdo de fusión de ambas entidades, las acciones en poder de la Fundación Barrié fueron cayendo en picado: de un valor de 245, 2 millones de euros en 2013 pasaron a 233,7 millones en 2014 y a 177,3 millones en 2015. Previamente, de la mano de José María Arias, el genuino Banco Pastor dejó de existir el 30 de junio de 2012, tras más de 200 años de historia.

La institución fundacional creada por la familia de Pedro Barrié de la Maza, que se define como "una fundación gallega patrimonial dedicada desde su creación a la mejora de las condiciones económicas y sociales de nuestra tierra", todavía no publicó sus datos financieros de 2016, pero cálculos de este periódico estiman el saldo del valor actual de sus acciones en apenas 40 millones de euros.

La Fundación Barrié recibió un 8% del Banco Popular a cambio del 42% que tenía en el antiguo Banco Pastor, que dominaba por completo

La Fundación Barrié recibió un 8% del Banco Popular a cambio del 42% que tenía en el antiguo Banco Pastor, que dominaba por completo con el apoyo de otros accionistas afines o de su confianza. Pero las pérdidas de valor de las acciones del Popular, sumadas al impacto de las ampliaciones de capital de la etapa de Ángel Ron, han convertido en cada vez menos relevantes los títulos de la Fundación Barrié en el Popular.

Se diluye así el que fue el primer imperio económico de Galicia bajo la presidencia de Pedro Barrié de la Maza, conde de Fenosa.

Las grandes empresas participadas por el imperio Barrié están hoy en manos de la catalana Gas Natural y el valor del Banco Pastor, que llegó a ser más grande que el Santander, está bajo mínimos

Las grandes empresas participadas por aquel imperio gallego están hoy en manos de la catalana Gas Natural –en su seno están los activos de Fenosa y Gas Madrid– y el valor del Banco Pastor, que llegó a ser más grande que el Santander, está bajo mínimos. Por el camino también se quedaron sus participadas Astano, La Toja, Cotosa, Cubiertas y MZOV, Elosúa, Finisterre, Emesa, etcétera.

Formalmente hay una ficha bancaria a nombre de un nuevo Banco Pastor –antes Banco Popular Pastor, SA–, con sede en A Coruña, propiedad al 100% del Popular, pero en la práctica se trata de una mera marca comercial del Banco Popular en Galicia. Tras la fusión, en diciembre de 2013, el Popular transmitió a ese nuevo Banco Pastor los elementos patrimoniales correspondientes a 236 oficinas de Galicia, con lo que la entidad quedó constituida con 10.500 millones de euros en activos. La mayoría de las 116 oficinas que el Popular tenía en Galicia se convirtieron en Pastor, aunque algunas permanecieron bajo la marca Popular. Unas y otras van camino de pertenecer a otra entidad financiera, ya sea el Santander, Caixabank o Bankia. Todo parece indicar que el Sabadell no pujará y que el BBVA tiene muchas dudas.