Buscar

Se continúa propagando un falso temor al envejecimiento de la población

Suegún datos de la OCDE para 2050 habrá en España 76 jubilados por cada 100 trabajadores, y algo parecido en todo el mundo desarrollado, noticia alarmante, falsa y sin fundamento.

Se continúa propagando un falso temor al envejecimiento de la población
Reunión de jubilados.
Reunión de jubilados.

Firma

Raúl Saavedra

Raúl Saavedra

Ingeniero industrial por la ETSIIM. Colabora en MUNDIARIO.

Esta es una noticia repetitiva en todos los medios porque las malas noticias venden más y si producen alarma social más todavía. Sin embargo más que alarma social lo que aquí se produce es desconfanza en el Sistema, pasar a cotizar en el mínimo posible, y llevar al Sistema de Pensiones a un punto donde quede justificada la congelación e incluso los recortes de la mismas, pero si reflexionamos un poco, solo minimamente, veremos que el futuro que nos pintan carece de base real. 

El problema es encontrar trabajo y más aún salarios dignos o elevados

Fundamentalmente este catastrofismo se basa siempre en el envejecimiento de la población, algo que a la mayoría nos parece un bién y no un mal, y en la caída de la natalidad, lo que los técnicos consideran un mal a pesar de que el gran problema del mundo, la gran amenaza real, es la sobrepoblación. Tendríamos que empezar por preguntarnos quién es tan soberbio para predecir hoy cómo será el mundo en 2050, dentro de 33 años ¿acaso los gurús del futuro sabían en 1984 como sería el mundo de hoy? ¿sabían el alcance de la eclosión china? ¿la crisis del 92, la del 2008 o la de los refugiados? En absoluto.

La gracia de los que se empeñan en verlo todo negro para justificar sus ocultas intenciones es que apuestan a futuros, al futuro de la gente porque el de los políticos y altos cargos, es decir, de los que de verdad deciden el futuro, está garantizado por escandalosas indemnizaciones y pensiones suculentas.

La cotización de la Seguridad Social depende de los puestos de trabajo ocupados. Que nazcan muchos niños no implica crear puestos de trabajo, de momento solo implica aumentar el número de parados, pero el que se creen puestos de trabajo si conlleva un aumento de cotizantes. Cuando España era un país en crecimiento vertiginoso llegaron 5 millones de inmigrantes porque el problema del mundo no es encontrar trabajadores, es encontrar puestos de trabajo. Posteriormente, con la llegada de la crisis del 2008, la de la burbuja, dos millones de inmigrantes volvieron a países emergentes.

No hay problema para encontrar población activa nazcan o no nazcan niños, el problema es encontrar trabajo y más aún salarios dignos o elevados. Esta es la realidad aunque el reparto de la riqueza a través del trabajo empieza a ser un método obsoleto. Hoy podemos imaginar fácilmente una sociedad donde la robótica haya eliminado la mayor parte de los puestos de trabajo ¿y eso sería malo? No necesariamente. Las empresas ganarían mucho dinero y el Estado recaudaría mucho, sería tan rico como lo sean sus empresas. La recaudación no la marcaría el IRPF sino el Impuesto de sociedades ¿y qué? ¿Alguien se imagina un Estado rico con los jubilados y parados muertos de hambre? Difícilmente porque si no hay reparto de la riqueza no hay consumidores y sin consumo las empresas cierran.

A pesar de lo expuesto, de que tener menos trabajo acabará siendo una suerte, una liberación de la maldición bíblica, y de que predecir el año 2050 es una osadía, quiero dejar claro que los pensionistas no suponen la carga que se dice sino todo lo contrario. Para empezar las pensiones no contributivas, como su nombre indica, no han contribuido a llenar la Caja de Pensiones y por lo tanto deberían cargar a los Presupuestos Generales del Estado, pero en cualquier caso lo de las pensiones recuerda un poco al nuevo sistema de lotería donde el Estado dice darnos un premio de 100 cuando hay que devolverle 20, luego nos da 80. Con las pensiones es lo mismo. A lo que dice pagar habrá que descontarle lo que retorna vía IRPF, con lo que la cantidad recibida es menor.

Las pensiones recuerda un poco al nuevo sistema de lotería

Además las ridículas pensiones españolas se gastan íntegramente y cada gasto acarrea el pago del IVA, y recordemos que en este país tiene IVA hasta las Residencias de ancianos o el Tanatorio. Y si el importe íntegro pagado a los pensionistas, una vez descontado el IRPF y el IVA  que retornan al Estado por otra puerta, se gasta completamente, eso es un motor de la economía que pasa a manos de las empresas que pagan a su vez el Impuesto de Sociedades y a sus trabajadores con su IRPF y su Seguridad Social, trabajadores que se gastarán su sueldo pagando IVA. ¿Hay algún dinero que no retorne al Estado? No, sencillamente no.

Es un círculo cerrado donde donde lo único que no retorna es lo que va a Paraísos fiscales. Alguién puede tener propiedades ¿pero quien tiene el dinero? Siempre circulando y camino del Estado que es la banca y la banca siempre gana.

Creo que ha quedado muy claro que sin jubilados y sus pensiones no hay Estado ni economía. Quizás a base de hacer las cosas mal algún día se recorten las pensiones, pero ese mismo día, sino antes, los políticos dejarán de cobrar su sueldo porque son menos necesarios que nuestros mayores. @mundiario