Buscar

¿En qué consiste el confirming?

El objetivo final del confirming es facilitar y ayudar a los clientes en la gestión de los pagos a los proveedores.

¿En qué consiste el confirming?
Confirming.
Confirming.

Firma

Área de Publirreportajes

Área de Publirreportajes

El Área de Publirreportajes de la empresa editora de este periódico incluye artículos de autores ajenos a la Redacción de MUNDIARIO.

Los gestores administrativos de las empresas se pasan el día inmersos en papeles, pedidos, albaranes, facturas, nóminas, etc. Es cierto que es su trabajo y que muchas veces constituye una obligación con las Administraciones, pero en ocasiones se ven desbordados por el propio volumen de trabajo en la empresa o por el rápido crecimiento de la misma.

Lo que para los gerentes y consejeros es una buena noticia, el crecimiento de la empresa, para los administrativos se trata muchas veces de mucho más dolores de cabeza, porque eso implica más gestiones, más papeleo y en definitiva, más quebraderos. Porque una empresa no puede parar, y cualquier olvido en un pedido o retraso en el pago puede ser fatal para su imagen y crecimiento. Además, cuantas más compras tengamos con nuestros proveedores, más confusión; habrá proveedores que quieran que se les pague a 90 días, otros a 30, otros en el acto, en efectivo, por domiciliación, etc.

Afortunadamente, hoy en día existen muchos servicios que pueden ayudar a la administración de la empresa; es verdad que estos servicios tienen un coste, pero siempre es menor que el coste de perder clientes y negocio. Uno de estos servicios es el confirming, un servicio de pago que se desarrolló en España en la década de los 80 y que todavía se utiliza en las empresas.

Se trata de un servicio que ofrece una entidad financiera o, más habitualmente, empresas privadas que se dedican exclusivamente a este servicio. Tiene una doble función: por un lado, el servicio paga las facturas con fecha anterior a su vencimiento y por otro lado, abre una línea de crédito en la entidad financiera o en la empresa privada que el proveedor no nos proporcionó. Así, la relación entre cliente y proveedor es mucho más fluida, puesto que de la gestión de los asuntos económicos se encarga una empresa o entidad financiera externa de forma mucho más eficiente y la relación no se daña.

En el confirming, por tanto, aparecen tres elementos clave:

> Pagador o cliente. Es la empresa que tiene que hacer frente a los pagos en los plazos estimados hacia sus proveedores.

Entidad financiera o empresa privada. Es el intermediario en el servicio. Se encarga de recibir los cobros y realizar la gestión de los pagos a los proveedores.

Cobrador o proveedor. Es la empresa que ofrece unos servicios y facturó por ellos una cantidad que espera que le sea ingresada en los plazos previstos.

Como cualquier otro servicio, tiene un coste asociado que generalmente suele consistir en una comisión, tanto para el cliente como para el proveedor. El primero, por beneficiarse de la gestión de los cobros y los segundos, por ser el coste del anticipo de las facturas, obteniendo de esta manera liquidez para continuar su actividad. Un ejemplo de producto que puede utilizarse para el confirming es la línea de crédito Crediglobal del banco Sabadell.

 

Ventajas e inconvenientes del confirming

En este servicio, los beneficiados son todos los intervinientes en él. Por un lado, el cliente o pagador, que se despreocupa del pago a los proveedores (con un coste asociado) y mejora la imagen de empresa al cumplir los plazos de pago y mantener una relación profesional con todos sus proveedores. Por otro lado, la entidad financiera, aparte de los beneficios puramente económicos, agranda su cartera de clientes y se beneficia de prestar un servicio que le puede reportar más clientela. Y, por último, el proveedor, recibe los pagos en los tiempos establecidos e incluso se beneficia de anticipos por parte de la entidad, pudiendo así continuar con su evolución dentro del mundo profesional.

El principal inconveniente de esta fórmula de gestión de pagos es que no es una fórmula pensada para las empresas pequeñas, puesto que el coste asociado a este servicio puede ser en muchas ocasiones demasiado grande; además, de este servicio no se podrán beneficiar las empresas que tengan su domicilio social fuera del euro, ya que no está pensado para envíos internacionales.

Se trata de un servicio que pueda ayudar mucho a una empresa a mejorar su imagen y a su crecimiento profesional. De hecho, es un servicio que utilizan muchas empresas con un volumen medio-alto de facturación para mantener su imagen y afianzarse dentro del sector en el que operan.