Buscar

Cinco consejos para todos los jóvenes recién graduados de la universidad

¿Cómo desenvolverse en la oficina? ¿Qué metas valen realmente la pena? MUNDIARIO presenta una corta guía para todos aquellos que dan sus primeros pasos como profesionales.

Cinco consejos para todos los jóvenes recién graduados de la universidad
Jóvenes celebrando su graduación.
Jóvenes celebrando su graduación.

Firma

Héctor Antonio Morales

Héctor Antonio Morales

Formado en la Universidad Rafael Landívar de Guatemala, es un comunicador social que colabora en MUNDIARIO, donde también coordina el área de Economía. Twitter: @mundiario

Terminar la universidad es uno de los grandes propósitos de muchos jóvenes alrededor del mundo. No obstante, es el momento en que se sale al mundo a enfrentarse a éste por sí solo. Por ello, MUNDIARIO presenta cinco consejos para que los recién graduados puedan encontrar contactos y a desempeñarse mejor en esta nueva etapa:

1- No obsesionarse con ser el primero

El mundo de hoy en día provee con todo tipo de recursos a quienes quieran emprender y partir las aguas en cualquier campo. Eso lleva a muchos jóvenes a emprender la carrera por ser los más jóvenes en lograr algo. En lugar de eso, si alguien quiere obsesionarse en algo, que sea en ser el más diferente. El joven tiene derecho a equivocarse, sí, y eso no quiere decir que no vaya a lograr sus metas ni hacer algo distinto que parta las aguas, indistintamente de la edad.

2- Preguntar a los maestros por contactos

Quienes son catedráticos pueden tener una gran agenda llena de contactos de empresas, empresarios y emprendedores que están dando sus primeros pasos. Si el graduado se siente en confianza con algún maestro, sería bueno que le preguntara por dos tipos de contactos en especial: un recién graduado que ya está trabajando en la misma industria, y alguien que también trabaje en esa industria pero que sea unos 15 o 20 años mayor. Estos dos proveerán con similares puntos de vista y consejos para el camino en que empezará a navegar el nuevo profesional.

3- Llevar algo de la universidad a todas partes

Una camiseta, un maletín o al menos una pulsera. Usualmente los estudiantes desarrollan un sentido de identidad con su casa de estudios, por lo que ver su logo en cualquier parte les puede despertar cierta melancolía y estrechar lazos con quienes estudian en la misma o se graduaron de ella. Por ello, expertos de Forbes aseguran que usar accesorios o utensilios con el logo de la universidad podría ayudar a encontrar contactos graduados de la misma o, por lo menos, personas con quienes tener una buena conversación, que nunca está de más.

4- No es necesario disculparse por todo

Muchas veces la inexperiencia hace que los recién graduados teman equivocarse, como se mencionó en el punto número uno. Y cuando lo hacen, se disculpan hasta el cansancio. "Lo lamento", "de verdad lo siento", "no volverá a pasar". Cualquier disculpa será insuficiente para el nuevo profesional para defender su error, por mucho que éste le pase a cualquiera. Y eso mengua su imagen pues es percibido como una persona frágil e insegura, y eso no gusta ni a la hora de invitar a esa chica a tomar un café ni mucho menos al momento de rendir cuentas a un jefe, no se diga hacer negocios.

No se trata de ser arrogante, pero de estar consciente de que hay cosas que saldrán mal de vez en cuando, y al momento en que eso pase, el graduando debe tener carácter para afrontar su error sin tener que hacerse de menos a sí mismo. Una simple aceptación del error y un claro compromiso a no volver a hacerlo puede ser suficiente. Consistencia y claridad, eso es lo que gusta en todas partes.

5- Ser fan de los amigos

Conforme se va creciendo, se cae en la cuenta de que no es necesario tener un millón de amigos como Roberto Carlos. El grupo íntimo de amigos podrá ser de solo 3 ó 4, pero esos bastan si son bien elegidos. Las verdaderas amistades son para siempre y son importantísimas en todo momento. Si un amigo emprende un negocio, se tiene la obligación prácticamente de apoyarlo y empujarlo para que cumpla sus metas. No es por cuestión de interés, sino porque este tipo de personas pueden inspirar a los demás y apoyarán a quienes les apoyaron -la mayoría de veces-. Por muy difícil que sea, es importante siempre mantenerse al tanto de los amigos más cercanos y de apoyarles en todo lo que sea. Se tenga éxito o no como profesional, una mano amiga nunca está de más.

 

 

> MUNDIARIO te ofrece suscribirte a otros análisis de Economía.