Buscar

La Comisión Europea quiere que Reino Unido pague los costos del Brexit

Bruselas quiere que el Reino Unido pague todos los costos relacionados, y que además soporte el riesgo de la moneda, de acuerdo con el proyecto de directrices de negociación.

La Comisión Europea quiere que Reino Unido pague los costos del Brexit
Theresa May con Jean-Claude Juncker. / europa.eu
Theresa May con Jean-Claude Juncker. / europa.eu

Firma

Armando Diéguez

Armando Diéguez

Periodista guatemalteco formado en Ciencia Política y Literatura. Escribe en MUNDIARIO. Twitter: @mundiario

La Comisión Europea quiere que Reino Unido se encargue de los gastos relacionados con su salida de la Unión Europea, gastos tales como la reubicación de agencias que ahora están albergadas en el Reino Unido, y se pide además amortizar el riesgo cambiario pagando en euros esos costos en euros.  

La línea dura de las conversaciones del Brexit que están establecidas en un borrador de las directrices de negociación de la Comisión, también incluye protecciones estrictas para los ciudadanos de la Unión Europea y el presupuesto de la UE, sólidos controles legales para cualquier fase de transición para la retirada del Reino Unido, y claras garantías para las empresas cuyos productos saldrán al mercado antes de que la separación finalice.

Pero dentro del enfoque de la Comisión respecto a las actuales obligaciones financieras de Reino Unido con la Unión se destaca que Bruselas tiene la intención de hacer saber que dejar el bloque no es nada barato. "El Reino Unido debe cubrir por completo los costes específicos relacionados con el proceso de retirada, tales como la reubicación de las agencias u otros órganos de la Unión", y se añade que las obligaciones financieras del Reino Unido con la UE "deberían definirse en euros", en lugar de libra esterlina.

Las directivas de la Comisión, que proporcionarán una hoja de ruta cuidadosa para el principal negociador de la UE, Michel Barnier, sólo podrán adoptarse una vez que los líderes de los 27 países miembros de la UE hayan aprobado unas directrices más amplias que el Consejo Europeo está elaborando actualmente. Los 27 se reunirán para discutir esas directrices en una cumbre extraordinaria en Bruselas el 29 de abril.