Buscar

Google cambiará sus políticas publicitarias a causa de un boicot de las grandes marcas

Grandes marcas retiraron anuncios de la plataforma porque aparecían junto a contenido ofensivo, como videos que promovían el terrorismo o el antisemitismo. Ahora los anunciantes tendrán más control sobre la ubicación de sus anuncios.

Google cambiará sus políticas publicitarias a causa de un boicot de las grandes marcas
Alphabet Inc, la casa matriz de Google.
Alphabet Inc, la casa matriz de Google.

Firma

Theodoraskis Morales

Theodoraskis Morales

Periodista graduado en Comunicación Social en la Universidad Católica Santa Rosa (Caracas). Reportero en Ciudad CCS (Venezuela). Escribe en MUNDIARIO.

Google, el principal motor de ingresos de Alphabet Inc, anunció que cambiará sus políticas publicitarias después de que varias grandes marcas retiraron anuncios de la plataforma porque aparecían junto a contenido ofensivo, como videos que promovían el terrorismo o el antisemitismo. La empresa estadounidense dijo en una entrada de blog que daría a los anunciantes más control sobre el lugar donde aparecen sus anuncios en YouTube, el servicio para compartir videos de su propiedad, y en Google Display Network, que publica avisos en sitios web de terceros y al lado de los resultados de los motores de búsqueda, reseñó un artículo de Bloomberg.

El anuncio se produjo después de que el gobierno británico y el periódico The Guardian intensificaron las presiones sobre YouTube para que vigile el contenido en su plataforma, retirando anuncios del sitio de videos porque aparecieron junto a clips que consideran inapropiados. La decisión de retirar los avisos publicitarios de Google sobrevino luego de una investigación a cargo del Times de Londres, que reveló que anuncios de muchas grandes empresas y del gobierno del Reino Unido aparecían junto a contenido de gente como el nacionalista blanco David Duke y el pastor Steven Anderson, que elogió el asesinato de 49 personas en un club nocturno gay.

El boicot pone de manifiesto una creciente reacción adversa contra el llamado comercio programático, que automatiza la compra y venta de publicidad online

Relata Bloomberg que Ronan Harris, director ejecutivo de Google en el Reino Unido, dijo en una nota que el año pasado Google eliminó cerca de 2.000 millones de anuncios ofensivos de sus plataformas y que también puso en la lista negra a 100.000 editores del programa AdSense de la compañía. A pesar de esto, Harris escribió en el blog: “no siempre lo hacemos correctamente”. Dijo que Google escuchó “en voz alta y claramente de sus anunciantes que podemos ofrecer formas más simples y más contundentes de evitar que sus avisos publicitarios aparezcan al lado de contenido polémico”.

La compañía ahora revisará sus políticas y dijo que haría cambios “en las próximas semanas” para poder evitar que los anuncios de los clientes aparezcan en sitios web objetables o al lado de videos ofensivos, según detalló de Harris.

“Google es responsable de garantizar que se cumplan los altos estándares aplicados a la publicidad gubernamental y que los anuncios no aparezcan junto a contenidos inapropiados”, dijo el gobierno del Reino Unido en un comunicado por correo electrónico. “Hemos establecido una restricción temporal en nuestra publicidad de YouTube a la espera de garantías por parte de esa compañía de que los mensajes del gobierno pueden distribuirse de una manera segura y apropiada”.

El boicot pone de manifiesto una creciente reacción adversa contra el llamado comercio programático, que automatiza la compra y venta de publicidad online, y contra los proveedores de medios sociales a los que se reprocha no esforzarse lo suficiente por hacer frente al odio diseminado en sus plataformas.